Alcalá desde casa. La Calle Cerrajeros: donde ocultaron la partida bautismal de Cervantes
la Luna de Alcalá: 24 horas de información multimedia

Alcalá desde casa. La Calle Cerrajeros: donde ocultaron la partida bautismal de Cervantes

Alcalá desde casa. La Calle Cerrajeros: donde ocultaron la partida bautismal de Cervantes

El fotógrafo Rubén Gámez nos lleva con sus fotos a los rincones más bellos de Alcalá de Henares para, al menos, disfrutarlos desde casa estos días de confinamiento.

Un día más seguimos recorriendo Alcalá de Henares, aunque sea de forma virtual. Lo hacemos desde casa durante el confinamiento. Al menos, un soplo de aire para visitar los lugares que aman los alcalainos pero a los que ahora no podemos acercarnos por la cuarentena.

En esta serie de visitas ya hemos conocido el Palacio Arzobispal, luego nos fuimos al Palacio de Laredo, después la Puerta de Madrid, la Casa de Cervantes, el Parador de Turismo , el Arco de San Bernardo,  la Ciudad Romana de Complutum y hoy nos ocupamos de la Calle Cerrajeros (foto superior blanco/negro por Rubén Gámez).

LA CALLE CERRAJEROS

No es difícil suponer por qué una calle recibe el nombre de un gremio. Sí es curioso que la casa de todos los alcalaínos, la casa que tiene abiertas sus puertas para todos sus vecinos, haga esquina con la calle Cerrajeros… Pero claro, la calle estaba antes que el Ayuntamiento y antes que el consistorio el conocido como Convento de Agonizantes. El colegio-convento de Clérigos Ministros de los Enfermos de San Carlos Borromeo y de San Camilo de Lelis era conocido así porque sus religiosos contaban entre sus obliga­ciones con la de dar auxilio espiritual a quienes estaban a las puertas de la muerte.

ayuntamiento-alcala-coronavirus-cierre-suspensión

Sería un par de siglos después cuando el ayuntamiento se mudara a este edificio y un siglo después cuando aquí se decidiera custodiar una partida bautismal que fue cerrada a cal y canto, para su protección, a solo unos metros en la calle Cerrajeros, la de Cervantes.

Guerra Civil, la Iglesia de Santa María conserva el libro de partidas bautismales en la que está inscrito Miguel de Cervantes. Su párroco, César Manero, busca la ayuda de dos vecinos de confianza. Uno de ellos, Juan Raboso, tenía casa en la calle Cerrajeros. El otro, Francisco del Río, hojalatero, se encargó de sellar la caja de galletas en la que introdujeron el libro. Después la ocultaron en el pozo de la casa de Juan Raboso. No era un mal destino para la partida cervantina. No solo porque eso la salvaba de la destrucción, sino también porque desde la casa, desde dos ventanas se podía divisar el Corral de Comedias.

Dicen incluso que su pozo y el de la casa bebían de las mismas aguas. Finalizada la contienda, sacaron la caja y la entregaron con el valioso libro en su interior al ayuntamiento. Una placa en la fachada de la misma casa reconoce su valor. Discreta, como aquel plan para salvar el libro,  se puede ver en el número 8 de la calle Cerrajeros.

EL FOTÓGRAFO: RUBÉN GAMEZ

ruben-gamez-expo

Si quieres conocer más sobre Rubén Gámez, fotógrafo (foto superior durante una de sus exposiciones en Alcalá), echa un ojo a su sección en La Luna de Alcalá o entra en su instagram  @rubengamez_photo

Rubén Gámez es también colaborador de LA LUNA DE ALCALÁ y participó en el documental EXPEDIENTE CISNEROS: LOS SECRETOS DEL CARDENAL.

expediente-cisneros-documental-archivo-secreto-vaticano-roma-alcalá-rodaje

Foto inferior documental. Por Rubén Gámez.

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia:

LO MÁS VISTO