Solar Orbiter, la misión con tecnología de la Universidad de Alcalá, ya está en la estela del cometa ATLAS
la Luna de Alcalá: 24 horas de información multimedia

Solar Orbiter, la misión con tecnología de la Universidad de Alcalá, ya está en la estela del cometa ATLAS

Solar Orbiter, la misión con tecnología de la Universidad de Alcalá, ya está en la estela del cometa ATLAS

Solar Orbiter observará el Sol desde una perspectiva sin precedentes y estudiará tanto la física solar como la influencia del Sol en el medio interplanetario. Cruzará la cola del cometa ATLAS entre el 31 de mayo y 6 de junio.

La nave espacial Solar Orbiter, de la Agencia Espacial Europea (ESA) en colaboración con NASA y con tecnología de la Universidad de Alcalá, cruzará la cola del cometa C/2019 Y4 (ATLAS) entre el 31 de mayo y el 6 de junio, según un estudio publicado en la revista ‘Research Notes’ de la American Astronomical Society.

Se trata de un proyecto muy importante en el que participa la Universidad de Alcalá. La duración de la misión espacial se prevé hasta 2025 y permitirá estudiar de cerca al Sol y hasta qué punto influye en el día a día de la Tierra.

Si alguien lo quiere seguir e en directo puede hacerlo a través de ESA TV. Es muy curioso e inquietante. Tanto que la única nave anterior que sobrevoló los polos del Sol también fue una empresa conjunta de la ESA y la NASA. Fue lanzada en 1990, la sonda Ulysses hizo tres pases alrededor de nuestra estrella antes de su desmantelamiento en 2009. Pero Ulysses nunca se acercó más que la distancia de la Tierra al Sol, y solo llevó lo que se conoce como instrumentos in situ, que miden el entorno espacial inmediatamente alrededor de la nave espacial.

SOLAR ORBITER

SOLAR ORBITER

Ahora, esta nueva misión tiene presencia de la Universidad de Alcalá. En el VÍDEO nos lo cuenta mejor Javier Rodríguez-Pacheco, investigador principal del instrumento EPD y catedrático de Astronomía y Astrofísica de la Universidad de Alcalá.

Después de años de desarrollo tecnológico, será lo más cerca que alguna vez un cámara orientada al Sol se acerque tanto a nuestra estrella. Años después, sí, concretamente la semana que viene, vuelven a intentarlo. Sin embargo, Solar Orbiter pasará dentro de la órbita de Mercurio llevando cuatro instrumentos in situ y seis cámaras con sensores remotos que ven el Sol desde lejos.

¿Qué es Solar Orbiter?

El  Sol  es  la  estrella  más  cercana  a  la  Tierra  y  es,  también,  la  que  resulta  fundamental  para  el desarrollo  y  la  permanencia  de  la  vida  en  nuestro  planeta.  Sin  embargo,  se  desconocen muchas  cuestiones  sobre  su  funcionamiento  y, especialmente,  sobre  la  influencia  que  este tiene en el Sistema Solar interior y en la Tierra.

Y es que, la  misión Solar  Orbiterde  la  ESA  está  concebida  para  estudiar  de  cerca  el  Sol  y  la  heliosfera interior  (las  regiones  inexploradas y  más  cercanas  a  nuestra  estrella)  y  así  comprender,  e incluso predecir, el comportamiento errático de la estrella de la cual dependen nuestras vidas. En  su  punto  más  cercano,  la  nave  se  acercará  al  Sol  más  de  lo  que  ninguna  otra  misión  ha logrado,  soportando  un  calor  abrasador,  y  llevará  sus  telescopios  hasta  casi  un  cuarto  de  la distancia de nuestro planeta a la estrella.

Así, proporcionará datos e imágenes únicos del Sol. Solar  Orbiter será  el primer  satélite en  ofrecer  imágenes  de  cerca  de  las  regiones  polares  del Sol, muy difíciles de observar desde la Tierra, desde latitudes superiores a los 25 grados. Será capaz  de  casi  coincidir  con  la  rotación  del  Sol  alrededor  de  su  eje  durante  varios  días,  por  lo que  permitirá ver  por  primera  vez  cómo  se  forman las  tormentas  solares  durante  un  periodo prolongado  desde  un  mismo  punto.

solar

También  proporcionará  datos  sobre  el  lado  del  Sol  no visible desde la Tierra. En combinación con instrumentos de detección local y remota, y gracias al diseño de la misión para el estudio de la heliosfera interior, Solar Orbiterbuscará respuestas a la pregunta clave de la  heliofísica: ¿cómo  crea  y  controla  el  Sol  la  heliosfera? Este  objetivo  científico  primario  y general puede ampliarse a cuatro cuestiones científicas fundamentales e interrelacionadas que también abordará Solar Orbiter:o¿Qué provoca el viento solar y de dónde procede el campo magnético coronal? o ¿Cómo fomentan los transitorios solares la variabilidad heliosférica?

En  el  momento  de  máxima  velocidad  a  lo  largo  de  su  órbita  alrededor  del  Sol, Solar  Orbiteralcanzará la misma velocidad con que nuestra estrella rota sobre su eje. Será la primera vez en la  historia  de  la  exploración  solar  que  una  nave  lo  logre. Solar  Orbiterserá  capaz  de  hacer  el seguimiento de una determinada región de la atmósfera solar durante mucho más tiempo que desde  la  Tierra.  De  este  modo,será  posible  observar  durante  días  cómo  se  forman  las tormentas en la atmósfera.

Solar_Orbiter

La misión

Durante  el  tiempo  que  dure  la  misión,  el  satélite  obtendrá  imágenes  nunca  antes  vistas  de nuestra  estrella  más  cercana.  De  hecho,  será  el  primero  en  hacer observaciones  de  los  polos solares, puesto que llevará a bordo varios telescopios.La  ESA  pretende  que  la misión  capte  detalles  de  180  kilómetros  de  ancho (el  ancho  del  disco visible del Sol es de 1,4 millones  de kilómetros).

La mayor aproximación al Sol será a unos 42 millones de kilómetros, más cerca que Mercurio, el planeta más cercano al astro. Esta cercanía a la estrella supondrá soportar temperaturas de más de 500oC, para lo que la nave cuenta con un escudo térmico especialmente diseñado para poder funcionar bajo esas condiciones.Solar Orbiterva a enfrentarse a otros muchos retos. Además de las altas temperaturas, uno de ellos será su capacidad de operar autónomamente cuando su órbita lo lleve por detrás del Sol y, sobre todo, la variación a lo largo de la trayectoria que seguirá la nave.

Para poder observar los  polos  del  Sol,  tendrá  que  seguir  una  trayectoria  inclinada  respecto  del  plano  en  el  que  se mueven los planetas y, para conseguirlo, la nave pasará varias veces muy cerca de Venus, con el fin de aprovechar su gravedad para inclinar más y más la órbita del satélite alrededor de Sol.Los resultados que proporcione Solar Orbiteren los próximos años serán clave para entender los misterios del Sol y el Sistema Solar en su conjunto, hasta ahora desconocidos, sus secretos, cómo  funciona  o  cómo  afecta  a  la  Tierra,  para  que  podamos  conocer  mejor  y  predecir cualquier  evolución  futura,  tanto  de  nuestro  desarrollo  como  especie,  como  de  la  vida  en nuestro planeta.

Las  imágenes  de  cerca  de  los  extraños  paisajes  solares,  donde  el  gas  brillante  danza  y  se ensortija en el potente campo magnético, se prometen espectaculares. No solo los científicos, también el público en general quedará fascinado con la incesanteactividad del Sol.

Aportación española a Solar Orbiter

La  nave  está  compuesta  por  varias  unidades  e  instrumentos  desarrollados  por  diferentes entidades  internacionales.  De  los  10  instrumentos  que  lo  componen,  destaca  el Detector  de Partículas  Energéticas(Energetic  ParticleDetector–EPD), desarrollado  por  miembros  del grupo  de  investigación Space  Research Group(SRG)  de  la  UAH,  cuyo  investigador  principal es Javier Rodríguez-Pacheco, catedrático de Astronomía y Astrofísica, como parte de un consorcio en el que también participan la Universidad de Kiel (Alemania) y la Universidad Johns Hopkins (EE.UU.).El Dr. Rodríguez-Pacheco es, de hecho,el primer español investigador principal de un instrumento  en  una  misión  del  programa  científico  de  la  ESA  para  la  exploración  del  sistema solar.

El Energetic Particle Detector(EPD) es un complejo instrumento que estudiará la composición, los  flujos  y  las  variaciones  de  las  partículas  energéticas  emanadas  por  el  Sol.  Será  capaz  de caracterizar sus propiedades físicas sobre un intervalo energético muy amplio, con el objetivo de determinar  su  origen,  sus  mecanismos  de  aceleración  y  sus  procesos  de  transporte  hasta cualquier punto de la heliosfera y contribuir así a entender la relación entre lo que ocurre en el Sol y los fenómenos que observamos en el medio Interplanetario, como por ejemplo, el efecto de  las  tormentas  solares  en  la  magnetosfera  terrestre  o  en  las  capas  superiores  de  nuestra atmósfera.

En  esas  tormentas,  el  Sol  emite  fulguraciones –que  lanzan  energía  equivalente  a  10  millones de bombas de hidrógeno-y lo que se conoce como eyecciones coronales de masa (CMEs), que emiten  unos  10.000  millones  de  toneladas  a  una  velocidad  máxima  de  doce  millones  de kilómetros  por  hora,  por  lo  que  resulta  importante  su  estudio  para comprender  mejor  la influencia del Sol en nuestro planeta.

Por otro lado, desde el Centro Europeo de Astronomía Espacial de la Agencia Espacial Europea (ESAC) en Madrid se llevará a cabo la planificación científica de la misión, la coordinación de las observaciones de los instrumentos, la recuperación de los datos obtenidos por Solar Orbiter, el análisis de  dichos datos para identificar los mejores objetivos para nuevas observaciones y su archivo para que, después, puedan estar a disposición de la comunidad científica.Asimismo, otros   dos  españoles   participan   del   proyecto   en  otros   ámbitos,César   García Marirrodriga,  como  jefe  de  Proyecto  de Solar  Orbiter,y  José  Carlos  del  Toro, co-investigador principal deotro de los instrumentos, elPHI (Polarimetric and Helioseismic Imager).

Calendario

El lanzamientode la nave está previsto para el próximo 8 de febrero, a las 5.15, hora española(las  23.15  del  7  de  febrero,  hora  local  de  Florida,  Estados  Unidos) y  la  misión  se  prolongará durante 7 años.La restransmisión del lanzamiento podrá seguirse en directoa través de la web de ESA.

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia:

LO MÁS VISTO