Ruta por el otoño de los hayedos - Noticias de Alcalá de Henares e información multimedia 24 horas al día
la Luna de Alcalá: 24 horas de información multimedia

Ruta por el otoño de los hayedos

Ruta por el otoño de los hayedos

Cuadros que se vuelven impresionistas. Este es el resultado del otoño, los colores que se vuelven magia. Te invitamos a dar una vuelta por los hayedos más cercanos, aquellos que no puedes perderte.

Hayedo de Montejo

montejo

Dice la leyenda que ciertos carboneros y leñadores de Montejo afirman que el bosque conocido como El Chaparral está habitado por duendes y hadas y que éstas, juguetonas y curiosas, gustaban de engatusar a los visitantes y caminantes del bosque con sus caricias y dulces cánticos. Estos cantos tan melosos y atractivos servían para llevar a los paseantes hasta sus guaridas y convertirlos en animales tales como la lagartija o el petirrojo, con el objetivo de dotar al mencionado bosque de mayor número de habitantes y lograr así mayor encanto.

Leyendas aparte, lo cierto es que este bosque conocido como el Hayedo de Montejo de la Sierra es uno de los parajes más bellos y espectaculares –sobre todo en otoño- que existen en la Comunidad de Madrid. Ubicado en la Sierra del Rincón, dentro de la Sierra de Ayllón, a 90 kilómetros de Madrid es además, una de las opciones preferidas de los amantes del senderismo.

Este bosque de hayas que ocupa unas 250 hectáreas, tiene los accesos restringidos y hay que obtener una acreditación para poder visitarlos en otoño. Solo por ver la tonalidad rojiza y de ocres que visten sus hojas, merece la pena reservar plaza.

Este pase se puede conseguir en el Centro de Recursos e Información Reserva de la Biosfera Sierra del Rincón de forma presencial el mismo día de la visita (no está garantizado que haya suficientes para todos los visitantes ya que suponen el 50 por ciento de las autorizaciones totales) o con reserva previa a través de la web y por teléfono (91 869 70 58).

Las visitas al Hayedo de Montejo son siempre guiadas. La Senda del río es una de las opciones elegidas por los caminantes que lo transitan por primera vez. Se trata de un recorrido lineal y con poca pendiente, que discurre paralelo al Jarama y que permite disfrutar de un bosque de hayas y de vegetación asociada con el río.

La Senda de la ladera, es otra alternativa. Con una duración de 1.45 horas y con un desnivel de 115 metros, asciende por la ladera en un tramo circular. Atraviesa bosques de hayedo y melojo convirtiéndose en una de las señas de identidad del pino silvestre, el único que puede verse en el Hayedo.

Otra opción, de dificultad media, es la Senda del mirador. Algo más de hora y media para ver espectaculares panorámicas de la cuenca alta del Jarama. Es la ruta más idónea para quienes ya hayan visitado en alguna ocasión el Hayedo ya que se recorren las diferentes vegetaciones que configuran el Hayedo.

Para llegar a este Hayedo desde Madrid hay que coger la A-1 hasta Buitrago de Lozoya (en el kilómetro 80). A la salida de Buitrago, coger desvío a la derecha hacia Gandullas. Tras atravesar Prádena del Rincón, se llega hasta Montejo.

 

Hayedo de Tejera Negra

hayedo-de-tejera-negra

El otoño viste este hayedo de cientos de tonalidades de ocre y rojo, además de llenar sus suelos de setas. Si se visita, no olviden su cámara de fotos porque cada rincón merece la pena ser retratado.

Conservado en un excepcional microclima e integrado en el Parque Natural de la Sierra Norte de Guadalajara, se trata del último hayedo del sur de Europa. Los ríos Lillas y Zarzas, que nacen en el glaciar La Buitrera, lo alimentan.

Un paisaje, el del Hayedo de la Tejera Negra, en el que conviven robles melojos, pinos silvestres, tejos, acebos y abedules. Y entre ellos, nacen los apreciados Boletus Edulis. Corzos, jabalís y zorros merodean a sus anchas por un escenario que solo se ve alterado por la visita de cientos de personas que, impresionados por el color de las hayas, caminan por sus senderos impregnándose del aroma y la brisa otoñal.

Dos rutas circulares son las alternativas para realizar a pie si se quiere conocer el Hayedo: la Senda de Carretas (6 kilómetros) y Senda del Robledal (17 kilómetros con posibilidad de enlazarla y continuar por la de Carretas). Y para los ciclistas, existe una ruta circular señalizada para bicicletas (21 kilómetros) que llega al río Zarzas que, junto con el río Lillas, alimentan a este espacio natural

Como el acceso es  limitado, es necesario reservar plaza de aparcamiento. Y en esta época del año, es bastante complicado encontrar hueco si no se prevé con antelación.

Accesos a Cantalojas desde Madrid por la A-1 hasta kilómetro 103, tomar desvío N-110-Riaza y desvío CL-114-Ayllón.

Desde Guadalajara por la CM-101 dirección Fontanar-Fuencemillán, CM-1001 Humanes-Cogolludo, CM-1006 Veguillas-Galve de Sorbe, GU-213 Cantalojas.

Castañar de El Tiemblo

tiemblo

Cualquier época del año es buena para ir al Castañar (Ávila). Pero lo cierto es que en otoño, su paisaje es realmente espectacular cuando sus árboles se visten de colores anaranjados, amarillos y rojos.  

Una sencilla excursión a tan solo 90 kilómetros de Madrid que permitirá contemplar una de las joyas botánicas del  Valle de Iruelas. Para llegar hasta el castañar, hay que entrar en el Tiemblo, pasar una gasolinera y llegar a una rotonda en donde se verá la indicación para llegar al castañar, que queda como a unos siete kilómetros. Al principio del camino, hay que abonar una tasa obligatoria para visitarlo: seis euros por coche y dos por persona (puede dejarse el coche aparcado en el pueblo y subir en autobús para no tener que pagar el abono del vehículo).

La senda circular por el castañar, de unos cuatro kilómetros, es una interesante alternativa para realizarla en familia. Comienza en el área recreativa del Regajo, cruzando un puente de madera. Tras continuar por la derecha, el camino llega a un antiguo refugio y un poco más adelante, aparece ‘El abuelo’, un castaño centenario de casi 20 metros de altura con el interior hueco que fue utilizado por pastores como refugio. A medio camino, aparece una pequeña pradera donde los senderistas pueden hacer una parada para tomar fuerzas antes de continuar por el sendero.

Una vez finalizada la ruta, los senderistas que se hayan quedado con ganas de más pueden visitar la Reserva del Valle de Iruelas recorriendo la Casa del Parque y sus alrededores o recorrer la Senda de la Lancha de las Víboras.

Saliendo de Madrid por la carretera de Extremadura (N-V), antes de llegar a Alcorcón se toma a la derecha la desviación a la M-501 (dirección Villaviciosa/Brunete) hasta San Martín de Valdeiglesias y luego la N-403 dirección a Ávila. A unos 10 Km. se encuentra El Tiemblo.

Castañar del embalse de los Morales

Sin título

En el término municipal de Rozas de Puerto Real (en la Sierra Oeste) se encuentra el embalse de Los Morales, de 33 hectáreas de superficie, rodeado por uno de los mayores castañares de la península ibérica. En otoño, se convierte en un agradable paseo de unos tres kilómetros que puede hacerse en familia ya que no requiere especial dificultad. Los castaños se entremezclan con robles convirtiendo al sendero en una auténtica postal otoñal que además permite la observación de aves que visitan el embalse. Es posible divisar el águila imperial ibérica, buitre negro y cigüeña negra.

El enclave se localiza en el espacio protegido Zona Especial de Conservación (ZEC) de las cuencas de los ríos Alberche y Cofio. Y a lo largo del sendero pueden recogerse las castañas que han ido cayendo al suelo y que simulan un manto otoñal que protege las raíces de los árboles. Una estampa digna de contemplar en estos meses.

Para llegar al castañar hay que ir por la carretera de los pantanos (M-501), y a la altura del kilómetro 70, en la siguiente rotonda, tomar el primer desvío a la derecha, en dirección a Casillas. Pocos metros después, hay un desvío a la derecha y a escasos metros se puede aparcar el coche para comenzar la ruta.

 

Y tu, ¿por cuál vas a empezar?

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia:


LO MÁS VISTO