Raquel Martos: "La susceptibilidad bloquea la inteligencia del ser humano"
la Luna de Alcalá: 24 horas de información multimedia

Raquel Martos: “La susceptibilidad bloquea la inteligencia del ser humano”

Raquel Martos: “La susceptibilidad bloquea la inteligencia del ser humano”

Por Óscar Sáez / @oscarsaez

Raquel Martos y Darío Adanti se verán las caras en un duelo al sol en el Teatro Salón Cervantes de Alcalá de Henares este viernes 6 de octubre para hablar de humor. Solo humor. Como si fuera poco. En La Luna de Alcalá hemos entrevistado a Raquel Martos, periodista, guionista, escritora… Pero sobre todo comunicadora. Autora de Los besos no se gastan y No pasa nada. Y si pasa se le saluda, y coautora de No somos nadie, No somos nadie 2, y La chica que se quería quemar a lo bonzo… porque él no tapaba el champú, a Martos la hemos visto televisivamente con Pablo Motos en El Hormiguero, donde todavía forma parte del equipo de guionistas.

También podemos escucharla diariamente en ‘Personas Físicas’, la sección de actualidad con humor en el programa ‘Julia en la onda’, de Julia Otero en Onda Cero, que realiza junto a otro grande: Juan Gómez-Jurado. “La radio es el medio más importante para mí y el que más peso tiene en mi trayectoria. Estar con Julia es un lujo”, afirma. Un lujo es hablar con ella. Raquel Martos es sinónimo de simpatía, de buen rollo, de buena onda. A un mundo tan oscuro y con tanta incertidumbre, le iría mejor con más Martos, con más besos, con más humor. Con menos bilis.

– ¿Cuándo nos vamos a tomar el humor en serio?

– Yo me lo tomo muy en serio, me parece inconcebible la vida sin él. Pero, ojo, una cosa es darle al humor la importancia vital que merece y otra enfadarse por cada chiste y ofenderse cada cinco minutos. Solemos ser de risa fácil cuando el chiste se dirige hacia lo que detestamos, pero nos rebotamos si el objeto de la chanza es lo que amamos o lo que consideramos sagrado. Creo que la susceptibilidad bloquea la inteligencia del ser humano.

– Charlará con Darío Adanti, de la Revista Mongolia, que suelen ser muy heavys. ¿Este humor divide o despierta conciencias?

– Pues seguramente a algunos les despertará y a otros les encabronará. Eso, más que de ellos, depende de quien les lee, si eres capaz de enfrentarte a otro por un chiste, el problema lo tienes tú. De todos modos, últimamente cualquier gesto puede dividirnos, desde lo más “heavy” como dices, hasta lo más blanco e inocuo. Estamos eliminando la lactosa de nuestra dieta, porque nos ha dado por creer que así estaremos más sanos, pero no nos quitamos la mala leche y eso sí que es malo para la salud.

Estamos eliminando la lactosa de nuestra dieta, porque nos ha dado por creer que así estaremos más sanos, pero no nos quitamos la mala leche y eso sí que es malo para la salud

– ¿Tiene límites el humor?

– Creo que, fuera de los tipificados en el código penal, los límites los marca cada uno. Quien elabora sus piezas humorísticas decide hasta dónde quiere llegar, por dónde va su sensibilidad, qué quiere contar y cómo quiere hacerlo. Después es el público el que marca otro límite cuando decide qué le gusta y qué rechaza. Por cierto, es muy curioso observar cómo los “límites morales” van cambiando en función de lo que en cada momento de la historia la sociedad considera “intocable”.

– ¿Qué no le hace ni puñetera gracia?

– Que se rían de los débiles y no me refiero a hacer chistes. Reírse de quienes están en una posición de indefensión no tiene ni puta gracia.

– Los besos no se gastan, ¿cuántos besos hacen falta en España?

– Muchos. Últimamente veo que estamos más de mordernos, unos a otros, que de besarnos. Yo soy más de besar, la verdad, porque después de un beso suele venir algo mejor y después de un mordisco, a veces, lo que llega es sangre…

Reírse de quienes están en una posición de indefensión no tiene ni puta gracia

– Es usted comunicadora. ¿por qué los políticos no se comunican?

– Los políticos se emplean a fondo en comunicarse con los ciudadanos en clave electoral, ahí lo dan todo para seducirnos. Entre ellos se comunican mal porque en realidad no piensan en un proyecto de país, ni en el largo plazo, ni en el bien común, les puede más ese empeño cortoplacista en resolver su papeleta y no la nuestra, que es para lo que les hemos contratado…

– ¿Se ríen de nosotros los políticos?

– Un poco ¿no? Pero es que les sale gratis. Si yo no cumplo con mi obligación sufro las consecuencias. Si tú te comprometes a entregar esta entrevista y no llegas al cierre, te pedirán explicaciones. Pero que un político prometa y no cumpla es algo que asumimos como natural. ¿Cómo no van a reírse? ¡Se tienen que descojonar!

Que un político prometa y no cumpla es algo que asumimos como natural. ¿Cómo no van a reírse? ¡Se tienen que descojonar!

– No somos nadie, ¿quién es Raquel Martos?

– Una mujer que trata de sacarle jugo a la vida porque le parece muy corta y bastante jodida, por eso estruja los buenos momentos. Soy afortunada porque trabajo mucho pero hago lo que me gusta. Tengo a mi lado gente que me quiere mucho y bien y yo correspondo. Me emocionan a muerte el arte y el talento. Me ponen contenta el jamón, el vino y el chocolate negro. Adoro las buenas historias y las personas que abren puertas, los maestros. Soy desordenada pero controlo mi caos, tengo pánico al dolor y la ternura me sublima.

Me ponen contenta el jamón, el vino y el chocolate negro. Adoro las buenas historias y las personas que abren puertas, los maestros

– No pasa nada, y si pasa se le saluda. ¿Con todo lo que está pasando no teme que se agoten los saludos?

– Espero que no, no somos nadie sin los otros.

– ¿Él ya tapa el champú?

– Eso me lo tienes que responder tú, que eres “él”, ese libro al que usted se refiere habla de los roces y el cariño entre hombres y mujeres en pareja, en general. La convivencia es un reto para la humanidad pero prefiero mil botes de champú destapados a tener cerca una mala persona, aunque sea más ordenada que Marie Kondo.

Pero prefiero mil botes de champú destapados a tener cerca una mala persona, aunque sea más ordenada que Marie Kondo

– Llenar la soledad de cultura. Viendo lo sencillo que resulta manipularnos, ¿hay mucha soledad?

– Esa idea, que no es mía sino de mi madre, se refiere a la cultura como refugio, la cultura no solo es liberadora, es también y, sobre todo, sanadora, al menos para mí.

– De todos los Muy fan que escribe para InfoLibre, ¿de cuál es más fan fan?

– Los que más me enamoran son los corruptos que no se avergüenzan de serlo, me fascina esa capacidad de pasarse por el forro la ética, la solidaridad, la honestidad. Muy fan.

Un amigo mío dice que criticar a Pablo Motos se ha convertido en un deporte

– Ha trabajado muchos años con Pablo Motos, al que acusan de sexista por las preguntas a sus invitadas. ¿Entiende esas críticas sobre Motos?

– La sociedad es sexista, el mundo lo es y todos y todas tenemos mucho que aprender al respecto. Quienes hacemos programas en directo estamos expuestos a cometer errores, yo los cometo a diario en la radio y, por supuesto, sometidos a las críticas, pero las que le dedican a Pablo en este asunto me parecen excesivamente duras, un amigo mío dice que criticar a Motos se ha convertido en un deporte. Por cierto, sigo formando parte del equipo de guionistas del Hormiguero.

– Muchas gracias por su atención. Chimpún.

– A ti, ha sido un placer. Chimpún.

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia:

LO MÁS VISTO