Puerta de Madrid / Alcalá, Patrimonio de la Humanidad: fotos con alma - Noticias de Alcalá de Henares e información multimedia 24 horas al día
la Luna de Alcalá: 24 horas de información multimedia

Puerta de Madrid / Alcalá, Patrimonio de la Humanidad: fotos con alma

Puerta de Madrid / Alcalá, Patrimonio de la Humanidad: fotos con alma

Reales, de aduana, defensivas, triunfales… a lo largo de nuestra historia la ubicación y el fin para el que se construyeran ha determinado el diseño de las puertas, desde el más pragmático hasta el más ostentoso. Y solo algunas, como esta, han sido además de cine.

Con mayor o con menor éxito, hasta la fecha se han rodado unas doscientas películas en Alcalá de Henares. Por mucho que todo un galán de la época como Alain Delon encarnara al Tulipán Negro en el Colegio de Málaga, o que hasta cuatro títulos de Vicente Escrivá trajeran a Raphael a las calles alcalaínas, o que el tótem de la cinematografía española, Pedro Almodóvar, reservara parte de las localizaciones de Matador a Alcalá, sin ánimo de extender la lista la memoria colectiva destaca una por encima de las demás: Espartaco.

En 1960 Stanley Kubrick reservó para el victorioso desfile de la legión de esclavos la Puerta de Madrid. Su estilo de arco del triunfo, aderezado con un poco de decoración, la hacía perfecta. Entre sus extras, los soldados de caballería que estaban haciendo el servicio militar en el CIR de Alcalá a los que, imaginamos, Kubrick dio por supuesta la capacidad de aportar un aire marcial al desfile. La cinta acabaría cosechando, entre otros galardones, cuatro Oscars y un Globo de Oro. Es decir, que esta puerta tiene sus planos asegurados en la historia del cine.

Dos siglos antes, una decisión aparentemente intrascendente salvó esta puerta. Entonces sólo era una de las siete que horadaban el recinto amurallado. Su diseño en codo dificultaba el paso de los carruajes así que lo fácil hubiera sido derribarla. Pero el Cardenal Lorenzana, entonces arzobispo de Toledo, mandó reconstruirla en su actual emplazamiento. Carlos III apadrinó la Puerta de Madrid alcalaína, como diez años antes lo hizo con la Puerta de Alcalá madrileña. Un guiño y una decisión –la del traslado- que, quizá, de no haberse producido hubiera llevado a las huestes comandadas por Kirk Douglas a desfilar frente a otra puerta.

RELACIONADO:  Alcalá de Henares se llena de ‘gobos’ luminosos para leer

 

Si quieres conocer más sobre este fotógrafo, echa un ojo a su sección el La Luna de Alcalá o entra en su instagram  @rubengamez_photo

 

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia:


LO MÁS VISTO