Museo Casa Natal de Cervantes / Alcalá, Patrimonio de la Humanidad: fotos con alma - Noticias de Alcalá de Henares e información multimedia 24 horas al día
la Luna de Alcalá: 24 horas de información multimedia

Museo Casa Natal de Cervantes / Alcalá, Patrimonio de la Humanidad: fotos con alma

Museo Casa Natal de Cervantes  / Alcalá, Patrimonio de la Humanidad: fotos con alma

Hace un par de días el santoral celebraba la festividad de San Miguel, arcángel para las religiones judía, islámica y cristiana. Para esta última, además, jefe de los ejércitos de Dios. Visto así parece que una de las siete criaturas que nacía en la casa que hoy recrea esta, tenía su destino predestinado pero eso sería casi como decir que también celebraba su santo como hoy en día. Simplemente se llamó Miguel porque nació el día de esta onomástica.

Aquí nació en 1547, parece que el 29 de septiembre, Miguel de Cervantes Saavedra (lo que sí parece seguro es su partida bautismal fechada el 9 de octubre en la Iglesia de Santa María). Y aquí vivió los primeros cuatro años de su vida, hasta que su padre Rodrigo se traslada con toda la familia a Valladolid en 1551. Así lo atestiguan, al menos, la mayoría de expertos cervantinos.

Miguel haría su propio petate con 22 años para huir de la justicia. Una provisión real de septiembre de 1569 ordena su busca y captura por herir en duelo a Antonio Sigura. Huye a Roma. Solo dos años después se enrola junto con su hermano Rodrigo en la Liga Santa, una decisión cuyo final resume un mote: “el manco de Lepanto”. Finalizada la contienda, caen presos y son llevados a Argel. Rodrigo es rescatado en 1577 pero Miguel sigue cautivo tres años más hasta que los Trinitarios pagan su rescate.

La siguiente pista de sus mudanzas nos llevan hasta Esquivias, donde también hay una casa museo como la alcalaína. Y es que la ruina familiar le conduce a un matrimonio de conveniencia con Catalina Palacios, natural de la localidad toledana. Pero poco después de la boda se separan geográficamente. Ella se queda en Toledo. Él marcha a Andalucía para trabajar como comisario de abastos, una especie de cobrador del frac pero que recauda grano para las despensas reales. Entre tanto, volvería a pasar por Alcalá. En 1585, año de la muerte de su padre, publica en la calle Libreros La Galatea.

RELACIONADO:  Alcalá de Henares se llena de ‘gobos’ luminosos para leer

Viviría en Toledo y en Valladolid y aquí sí se tiene constancia de la casa exacta, merced a un nuevo escándalo. Era el 27 de junio de 1605. Un caballero, llamado Gaspar de Ezpeleta, resulta herido en un altercado con un desconocido. Dos días después muere. Cervantes, parte de su familia y amigos son apresados e interrogados. Pero acaban siendo liberados por falta de pruebas. Ese mismo año publica El ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha y se traslada definitivamente a Madrid. Quién sabe si por el éxito o por el escándalo.

Se instala en el Barrio de las Letras. Y entre sus vecinos nombres como Luis de Góngora, Francisco de Quevedo o Lope de Vega, quien pasaría de fiel amigo a archienemigo, aunque esta es otra historia que contaremos más adelante. No hay más mudanzas. Y hoy una placa recuerda donde vivió y murió. Antaño calle Francos, hoy Cervantes.

Aquí en Alcalá otra calle –además de una plaza- recibe su nombre. Y es que se pensaba que su casa natal estaba en la calle Tahona, donde hoy se erige el Teatro Cervantes, a solo unos metros de la casa que hoy detiene nuestro objetivo.

 

Si quieres conocer más sobre este fotógrafo, echa un ojo a su sección el La Luna de Alcalá o entra en su instagram  @rubengamez_photo

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia:


LO MÁS VISTO