Los concejales de Podemos Alcalá estudian denunciar a Ramón Espinar
la Luna de Alcalá: 24 horas de información multimedia

Los concejales de Podemos Alcalá estudian denunciar a Ramón Espinar

Los concejales de Podemos Alcalá estudian denunciar a Ramón Espinar

Los cuatro concejales del ayuntamiento de Alcalá de Henares adscritos a Podemos y recién cesados por Ramón Espinar estudian la posibilidad de interponer una denuncia contra la decisión del responsable del partido en la Comunidad de Madrid. “Espinar cesó de sus puestos en Podemos Alcalá a los cuatro concejales mediante un escrito que no llevaba firma, ni sello, ni un acta que recogiera la reunión del Consejo de Coordinación que tomó la decisión de cesarles y que por lo que se conoce se reunión telemáticamente y con la máxima urgencia”, afirman en un comunicado.

Según estudian los concejales destituidos, Espinar podría haber incumplido el Artículo 3 de la Ley de Partidos, un artículo que por ley debe formar parte de los estatutos de todo partido político. La Ley Orgánica 6/2002, de 27 de junio, de Partidos Políticos, titula su tercer artículo: “Constitución, Estatutos y personalidad jurídica”. En su punto dos se recogen que las sanciones a los afiliados: …”que deberá instruirse de forma contradictoria y en el que deberá garantizarse el derecho del afiliado a ser informado de los hechos que dan lugar a su incoación, a ser oído con carácter previo a la imposición de sanciones y a que el eventual acuerdo sancionatorio sea motivado”.

La Ley de Partidos recoge por tanto el derecho de las personas afiliadas a ser escuchadas por el órgano que vaya a llevar a cabo una sanción, y el deber de escucharlos por parte de los responsables de la sanción. Así mismo la Ley recoge el derecho de los afiliados “a impugnar los acuerdos de los órganos del partido que estimen contrarios a la Ley”:

En el caso de los cuatro concejales de Podemos en Alcalá de Henares, el Consejo de Coordinación que asumió la decisión de su cese no les informó de que se iba a llevar a cabo una reunión en la que iba a decidirse su cese y no se les escuchó como dicta la Ley de Partidos, que es de obligado cumplimiento por todos los partidos políticos y sus órganos internos.

“Nadie del Consejo de Coordinación nos informó de que existía un órgano decidiendo acerca de nuestros ceses. Es difícil de entender la urgencia para que se reuniera telemáticamente porque lo único que había ocurrido ese día era la aparición de otra noticia de la denuncia que nos ha hecho el PP que no aportaba nada nuevo. Que no se nos avisara, ni que se nos escuchara nos ha producido una indefensión y podría ser una clara vulneración de la Ley de Partidos”, explica Suso Abad, elegido secretario general el 2 de enero de 2015.

La Ley de Partidos tiene parte de su articulado redactado para la defensa de los derechos de cualquier militante y unas garantías básicas para la defensa de sus intereses dentro de la organización y especialmente en momentos de conflicto de intereses, en el que se prima el carácter contradictorio; es decir, las dos partes deben ser contrastadas y escuchadas. “La decisión de suspendernos de militancia estuvo cargada de irregularidades y ha supuesto la imposición de una medida que ha suspendido nuestro derecho fundamental a la participación política en una organización, además de una indefensión porque podrían haber buscado un atajo para cesarnos”, explica Abad, que el pasado lunes presentó una protesta junto al resto de sus compañeras por no haber podido votar en las elecciones a los representantes de los círculos en el Consejo Ciudadano Autonómico.

El argumento del Consejo de Coordinación que llevó a cabo su cese tiene que ver con una noticia aparecida en el diario El Mundo, acerca de una denuncia del Partido Popular en la que se acusa a tres de los cuatro concejales de Podemos en el ayuntamiento de Alcalá, de haber entregado unas subvenciones a colectivos cercanos a la formación política. “Mi cese cuando no formé parte del proceso de adjudicación de las subvenciones, ni estoy afectada por las diligencias previas que se están llevando a cabo, es un atropello enorme”, explica Olga García, teniente de alcalde de Alcalá. “Un órgano que debe velar por nuestros deberes y nuestros derechos me ha suspendido por algo en lo que no tengo nada que ver y con el que podría ser el mismo incumplimiento de la ley de partidos que en el caso de mis compañeros; me ha cesado alguien a quien no le ha temblado la mano al privarme de mis derechos de participación política sin una sola causa”, añade García.

Ramón Espinar, que anunció una visita a Alcalá de Henares el pasado lunes a las cinco de la tarde y a la que no acudió sin dar explicaciones, había afirmado ante la aparición de una noticia sobre la denuncia del PP contra los concejales de Somos Alcalá que no le temblaría el pulso si lo que tenía que hacer era cesarlos. “Nos pareció una declaración muy subida de tono y totalmente falta de compañerismo, pero cuando hemos visto los modos y los atropellos de nuestros ceses hemos entendido que no estamos hablando de la protección de la organización sino de malas formas en el ejercicio del poder dentro de la misma”, explica Suso Abad.

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia:


LO MÁS VISTO

Publicidad
banner-alcala-desarrollo
Banner-Cisneros-210x210
paradores
alcala-inmobiliaria-logo
serhenares
banner-canal-la-luna-de-alcala-tv

Opiniones

MÁS OPINIONES

La Luna Radio

banner-lalunadealcala-radio-vertical