El IES Lázaro Carreter y su Bachillerato de Ciencias / Por Concha Albertos
la Luna de Alcalá: 24 horas de información multimedia

El IES Lázaro Carreter y su Bachillerato de Ciencias / Por Concha Albertos

El IES Lázaro Carreter y su Bachillerato de Ciencias / Por Concha Albertos

En la corta historia del instituto de Espartales, sólo quince años desde su creación, se han sucedido dos acontecimientos que han marcado intensamente su evolución y que son la cara y la cruz de su andadura. Voy a hacer mención de ellos: el primero fue la apertura del Bachillerato favorecida por la gestión de la inspectora de entonces y profesora muy querida en Alcalá Doña Carmen Marín que apostó por el crecimiento del centro y su oferta educativa en un barrio en plena expansión. La cruz fue la supresión del Bachillerato de Ciencias en los duros años de la crisis, de los recortes educativos, de la pérdida de medios en la enseñanza pública.

Durante los cursos en los que el Lázaro Carreter tuvo esta modalidad muchos de nuestros alumnos pudieron cursarla y entrar en la Universidad en carreras técnicas o del ámbito de las ciencias de la salud, sobre todo. Si esta oportunidad educativa no la hubieran tenido en su barrio, en su entorno, quizás Isabel, Alicia, Marta, Miriam, no serían enfermeras; María no sería médica; Jessica, Hayford, Einas, psicólogos; Moshim y Hamsa, ingenieros; Pablo, filósofo; Isabela, periodista; JotaBe, biólogo; Eva, farmacéutica… y bastantes más que me dejo en el tintero. Ellos han mejorado el nivel cultural, humano del barrio de Espartales, tan cuestionado injustamente; han cumplido sus sueños y están dando lo mejor de ellos a la sociedad.

Otros alumnos después han tenido que cambiar de instituto, cambiar sus opciones de estudio, violentar su vocación con los inconvenientes personales y económicos que implicaba la falta de esa oferta educativa en el barrio.

Es hora ya de resolver el problema y es muy fácil la solución. El centro cuenta con unas instalaciones magníficas -aulas, departamentos, laboratorios, materiales tecnológicos- que no hacen necesaria ninguna inversión. El aumento en la plantilla de profesores sería el que la administración tendría que asumir y no sería grande.

La presión de las entidades del barrio -asociaciones de vecinos, AMPAs del Colegio y del Instituto, Antiguos Alumnos- es grande y la Comunidad educativa del Lázaro: alumnos, profesores, padres, personal, con el Equipo Directivo al frente, han mantenido curso tras curso con fuerza esta demanda. Desde la Junta de Distrito IV, el Ayuntamiento de la ciudad también han hecho suya la petición.

Desde mi enorme cariño por el instituto y por el barrio de Espartales apoyo esta solicitud con la mayor fuerza: El Bachillerato de Ciencias tiene que funcionar en el Lázaro el próximo curso.

Cuando los Ilustrados del siglo XVIII apostaron por extender la educación universalmente sabían que una sociedad mejor, más libre, más crítica, más igualitaria, sólo es posible cuando los ciudadanos acceden al conocimiento. Ofrecer la oportunidad de hacerlo a los jóvenes de Espartales es ahora también necesario para que ellos hagan un barrio, una ciudad más habitable, más solidaria, más justa.

Por Concha Albertos

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia:


LO MÁS VISTO