La Hora del Planeta también se celebra en Alcalá
la Luna de Alcalá: 24 horas de información multimedia

La Hora del Planeta también se celebra en Alcalá

La Hora del Planeta también se celebra en Alcalá

El Ayuntamiento de Alcalá de Henares anima a toda la ciudadanía, mayores, jóvenes y pequeños, empresas, comercios y a todas las personas que puedan unirse, a sumarse a la iniciativa de la Hora del Planeta, apagando la luz el próximo 30.03.2019, de 20.30 a 21.30 horas. El Ayuntamiento apagará las luces del alumbrado de la Casa Consistorial, fachada de la Universidad Cisneriana, Templete de la Plaza de Cervantes, fachada de la Facultad de Derecho y el entorno de las Murallas de Alcalá.

 #HoraDelPlaneta  #ApagaPorLaNaturaleza

Unido a lo anterior, el Ayuntamiento junto a la Red Española de Ciudades por el Clima ha puesto en marcha una campaña escolar de cambio climático dirigida a estudiantes de primaria en la que dos superhéroes les enseñan lo que pueden hacer ellos y sus familias para no contribuir al cambio climático.

Son doce años los que consecutivamente se viene afianzando un movimiento internacional que pone de manifiesto no sólo la necesidad de actuar ya para conservar la naturaleza y el medio en el que podemos vivir sino la importancia e igualmente la necesidad de hacerlo todas las personas juntas.

 A este acto simbólico se suman miles de ciudades que durante una hora, apagan la luz de monumentos, edificios, hogares, comercios, etc., dando un buen respiro al planeta, pues es una acción global, y poniendo el acento en uno de los mayores retos a los que se viene enfrentando el ser humano: el cambio climático.

El cambio climático es cosa de todos

 A veces parece que el cambio climático es algo subjetivo que podría estar ocurriendo pero que realmente no se nota mucho. Y sin duda si se nota. Es necesario ser responsable a la hora de afrontar crisis ambientales pues las escalas son más amplias. No es a nivel local donde ya se notan los grandes cambios, que también, sino a nivel global. Y son cambios que han ido llegando poco a poco para ir acelerándose progresivamente en las últimas décadas, lo que nos deja poco margen para no atender este problema y así revertir las consecuencias que cada vez se hacen notar más rápido.

 Debemos plantearnos cuál es nuestro papel en la historia del ser humano. Sabemos cuál ha sido el de nuestros antepasados, conocemos las consecuencias de sus decisiones y sus actos. Algunos dignos de no repetirse, otros tristemente los hemos olvidado. Lo innegable es que en materia de medio ambiente, como sociedad o especie, no lo hemos hecho todo lo bien que sería deseable.

 Lo bueno es que podemos frenar y reconsiderar alternativas que nos permitan recuperar el respeto al planeta y reconocer que sin un medio físico en el que vivir, no es posible vivir. Tal y como manifiesta los promotores de la iniciativa, WWF-Adena, dependemos de la naturaleza para vivir: el aire que respiramos, el agua que bebemos, los alimentos, medicinas y el refugio que necesitamos, además de sustentar el propio sistema económico mundial. Sin embargo, la destrucción de hábitats, el tráfico de especies, la contaminación y el cambio climático está provocando una degradación de la naturaleza sin precedentes. Pero según WWF – Adena, ya estaríamos viviendo una transición ecológica que es imparable dado que por fin, gobiernos, ciudades, empresas y ciudadanía de todo el mundo se están movilizando y miles de iniciativas en favor del clima y la naturaleza se están produciendo.

 Los más jóvenes son capaces de simplificar y reconocer que es necesario el cambio, y ellos serán el cambio. Nuestra responsabilidad es precisamente con esta generación. Si en verdad queremos que tengan la mejor calidad de vida posible, si reconocemos que hay muchas necesidades creadas por y para el ser humano que no se sostienen por ser realmente superfluas, si nos damos cuenta que hay problemas que cada vez aparecen con mayor incidencia a medida que se degrada el medio ambiente, es el momento de tomar cartas en el asunto.

 De nada servirá arrepentirse de algo que no hicimos cuando era el momento de hacerlo.

 Todo suma, pero es fundamental que sumemos TODAS y TODOS

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia:


LO MÁS VISTO