Fernández Lara: "No subiremos los impuestos en Alcalá en 2019" - Noticias de Alcalá de Henares e información multimedia 24 horas al día
la Luna de Alcalá: 24 horas de información multimedia

Fernández Lara: “No subiremos los impuestos en Alcalá en 2019″

Fernández Lara: “No subiremos los impuestos en Alcalá en 2019″

El concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Alcalá de Henares, Fernando Fernández Lara, repasa en esta entrevista la situación económica del Consistorio complutense: deuda, impuestos y mucho más.

– ¿Cuánto debe hoy en día al Ayuntamiento?

Hay que decir siempre de dónde se viene. Cuando asumimos la responsabilidad de Gobierno, la deuda, contando la financiera y la no financiera, estaba en 261 millones de euros, aproximadamente. A día de hoy, la deuda financiera está actualmente en 127 millones de euros. Antes estábamos en un 126% de deuda y con las amortizaciones que hemos hecho ahora vamos a bajar del 75%, por lo que vamos a estar en el grupo de las primeras ciudades.

– ¿Cómo se ha reducido esa deuda?

No es fruto de una varita mágica. Hemos tomado medidas como cambiar el sistema de ingresos que tenía el Ayuntamiento, que hizo que pudiéramos atender pagos de otra forma, cubrir los desfases que generaban numerosos pagos de intereses. Y no me refiero a lo que se debía a grandes empresas como a la de la limpieza, a la que se le llegó a deber 45 millones de euros, sino a los propios suministros del ayuntamiento habituales como tornillos, mesas o bolígrafos. Al final había mucho retraso en el pago y generaba intereses. Ese cambio de atender los pagos ha supuesto que nos ahorremos grandes cantidades en intereses. Igual en las negociaciones en prórrogas o licitaciones de los contratos de servicios que se prestan. Generar esta confianza y pagar a tiempo han hecho que vuelvan a trabajar con este ayuntamiento y además lo hagan con descuentos importantes, porque saben que les van a pagar.

– ¿Cuánto se debe a los bancos?

127 millones de euros, donde tenemos que poner que la gran parte, corresponde al Fondo de Pago a Proveedores de 2012. Este ayuntamiento generó una situación de impago e hizo crack en 2012. Para ello, hubo que ir a una operación con el Ministerio de Hacienda de casi 100 millones de euros, y se pasóo de una deuda comercial, de pagos a empresas, a una deuda financiera. De esos 127, más de 80 corresponden a ese préstamo, que es el que ha lastrado las inversiones y que ha impedido invertir los superávits y remanentes.

– ¿Es electoralista invertir todo el superávit en el último año de mandato?

Niego la mayor. No hay electoralismo. Ojalá pudiéramos haber podido ser electoralistas, porque lo habríamos sido desde el principio. No puede haber electoralismo con una deuda tan brutal que no te deja dinero para gastar. Nos habría gustado hacer electoralismo arreglando nuestras calles, nuestras aceras… Es muy difícil hacer electoralismo cuando empiezas con un rigor administrativo para generar fondos para revertirlo en la ciudad y te encuentras con un plan de ajuste instrumentado por el Gobierno de España y el anterior ejecutivo municipal que pone que puedes gastar cero. Un plan del Gobierno que no te deja ni arreglar una acera, impedido por la ley de Estabilidad Presupuestaria. El esfuerzo, nuestro y de los ciudadanos, ha sido tan grande que se merecían se revertiera en la ciudad en muchos barrios que lo llevan necesitando mucho tiempo. Una vez que se aceptó la enmienda de la Ley de Estabilidad Presupuestaria y permitió desbloquear los posibles superávits que se podía generar (en 2014, había déficit, ahora tenemos 25 millones de euros de superávit). Esos fondos tienen un destino: hay que amortizar deuda y pagar sentencias judiciales, pero el remanente se puede invertir en la ciudad, pero la ley obliga a que las inversiones estén licitadas antes del 31 de diciembre. Todo aquello que no sea invertido tiene que ir obligatoriamente a amortizar la deuda.

– ¿Les van a dar tiempo a terminar todas las obras previstas en mayo de 2019?

Nos importa poco esa fecha. Nos importa que esa ciudad ‘destruida’ y abandonada se una ciudad nueva y se recupere: sus asfaltos, sus aceras, la limpieza, los espacios deportivos, los parques, espacios para que la gente pueda vivir mejor con una calidad de vida mejor… Ahora podemos hacerlo con el desbloqueo del superávit. Y que las obras terminen cuando tengan que terminar.

– El PP asegura que con ese superávit se pueden bajar los impuestos, ¿está previsto?

El PP suele mentir en sus diagnósticos. Fueron los que generaron esta deuda millonaria y no invirtieron en aceras y asfaltos. No sé a qué se dedicaba el PP, ni quiero pensarlo, pero no a mejorar esta ciudad, como debería hacer un gobierno responsable. Si en 10 años no se invierte todo está lleno de baches. Destinarían sus fondos a otras cosas. La única subida de impuestos en los gobiernos municipales en los últimos diez años y las dos corresponden al IBI. En 2008 el antiguo regidor Bartolomé González establece la nueva ponencia de valor que ha de regir sobre las viviendas de Alcalá, lo que hace es duplicar el IBI. No es que haya una subida de unos euros, lo duplica. Los que pagan 300, pagan 600. Los que pagaban 500, pagan 1.000. Le pediría comedimiento al PP cuando ha duplicado el IBI. Cuando dicen que se ha subido el IBI en los tipos diferenciados, quiero recordar y podemos verlo, que la propuesta que llevaba el PSOE era más baja que la presentó el PP entonces en el Gobierno y aprobó. Cuando llegamos el tipo de gravamen era el 0,80, que es el mismo que se aplicaba entonces. El PP le subió del 0,43 al 0,80. El tipo que se aplica a las familias era el 0,43, el que se aplica ahora es 0,43. El mismo que se aplicaba cuando este equipo de Gobierno llegó.

– En breve se aprobarán las ordenanzas fiscales, ¿se van a subir los impuestos en 2019?

No van a subir los impuestos ni las tasas, ni siquiera el IPC. No contiene ninguna subida.

– ¿Habrá alguna nueva tasa?

– No habrá ninguna nueva, habrá algunos cambios de carácter técnico que no de carácter recaudatorio. Habrá una nueva tasa por el uso de las pistas de tenis de tierra batida que se han finalizado este año.

– El mayor gasto del Consistorio sigue siendo en Personal. ¿Están los servicios a la altura del gasto que se realiza?

Lo primero que hay que hacer es poner en valor el trabajo que realizan los funcionarios. A veces no gozan de buena prensa, pero problemas no nos faltan. Siempre hay incidencias que hay resolver y lo hacen. Se está realizando un esfuerzo de organización en algo que estaba muy desorganizado. Lleva tiempo en formación y en cambiar la mentalidad de los trabajadores, en inversiones de ordenadores, infraestructuras, gestores de documentos y adecuar un ayuntamiento que había invertido poco en este sentido, que estaba en el Paleolítico. Había que modernizarlo y estamos en ese proceso positivo. Hemos creado nuevas áreas de atención integral.

– ¿Cómo ve las próximas elecciones?

Creo que tenemos un magnífico alcalde. Javier Rodríguez es un hombre de palabra: dijo que no iba a subir los impuestos y no lo ha hecho, dijo que iba a modernizar el ayuntamiento y lo está haciendo, dijo que los barrios serían fruto de este gobierno y así va a ser con las obras de asfaltado, aceras… No sólo es la obra del Centro que al ser patrimonio también tenemos que cuidarlo. Si tirásemos de cuentas, si vamos a invertir 30 millones, el centro solo se van a invertir dos. Por tanto, tenemos un alcalde que es cumplidor. Ante la mejora de la situación económica, integral de los espacios públicos y el esfuerzo de cumplir lo prometido, merecería sin duda la confianza.

– Ante la ausencia de mayorías absolutas, ¿descartaría pactar con Ciudadanos si la suma con la izquierda no saliera?

No voy a entrar en valoraciones que no me corresponde a hacer. Estamos centrados en la gestión y mejora de esta ciudad. Le pongo un notable muy alto a este gobierno y las relaciones entre todos los miembros del gobierno ha sido de respeto, apoyo y colaboración mutua que ha sacado a Alcalá del pozo en el que estaba metida.

– ¿Repetirá en Alcalá la próxima legislatura?

Es una cosa que viene al hilo de la pregunta anterior. Uno no sabe cuál es el futuro que me depara. Estoy al servicio de mi partido donde me requiera, aunque hay condicionantes personales. Es un orgullo formar parte de este Gobierno.

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia:

LO MÁS VISTO