El Instituto de Investigación en Educación y Desarrollo ‘Daisaku Ikeda' se pone en marcha
la Luna de Alcalá: 24 horas de información multimedia

El Instituto de Investigación en Educación y Desarrollo ‘Daisaku Ikeda’ se pone en marcha

El Instituto de Investigación en Educación y Desarrollo ‘Daisaku Ikeda’ se pone en marcha

Conocemos qué es y cuáles son los objetivos de este nuevo Instituto de la UAH.

Daisaku Ikeda es un filósofo japonés que, en su larga carrera, desde 1960, ha trabajado por la construcción de la paz en el mundo, el desarme nuclear y la educación. En su esfuerzo por desarrollar espacios de diálogo y de educación ha fundado diversas instituciones (como universidades, escuelas, museos, etc.) y ha generado numerosas actividades para promover la educación humanística a escala global. La Universidad de Alcalá reconoció esta labor otorgándole en 2018 el Doctorado Honoris Causa.

Ahora, se crea un instituto de investigación que lleva su nombre y tiene su origen en la visita que realizó la profesora de la facultad de Educación, Ana Belén García Varela, a la Universidad Soka, en Tokio, en el año 2015. De esta visita surgió la idea de diseñar la asignatura transversal ‘Educación para la Felicidad’, destinada a trabajar con los estudiantes temas relacionados con la creación de valor en sus vidas, temas de autogestión emocional y de desarrollo personal y profesional, etc. La asignatura, que este curso ha celebrado la tercera promoción, tiene un gran éxito entre los estudiantes. Este último año dos de ellos han podido realizar un intercambio y está previsto que el curso próximo el intercambio sea mutuo entre la Universidad Soka y la UAH. Hasta ahora, la Univiersidad de Soka solo tenía un instituto en colaboración con la Universidad de Paul, en Estados Unidos, con una gran producción científica. A este instituto se suma el de la UAH.

En esta entrevista toman la palabra los responsables del Instituto en la UAH, Ana Belén García Varela y Alejandro Iborra.

-¿Cuál es el objetivo del instituto?
El Instituto Universitario Mixto de Investigación en Educación y Desarrollo Daisaku Ikeda (IEDDAI) se propone como objetivo principal profundizar en la investigación y desarrollo de conceptos relacionados con la Educación Soka, como son la creación de valor o la educación basada en la felicidad de los estudiantes, ambos conceptos claves en los trabajos de Tsunesaburo Makiguchi, Josei Toda y Daisaku Ikeda. A través de este propósito se contribuye a generar buenas prácticas educativas en nuestro entorno, dando formación a docentes y educadores, así como creando contextos de investigación y divulgación para favorecer la mejora de la sociedad.

daisakuden1def

-¿Qué debemos entender por educación Soka?
La educación Soka se basa en el concepto de creación de valor en la vida de las personas y en la idea de la felicidad como objetivo último de la educación. Desde este enfoque, el propósito fundamental de la educación, así como de la vida, se puede expresar con la palabra ‘felicidad’. Esa visión fue el cimiento sobre el cual Tsunesaburo Makiguchi, padre de la educación Soka, desarrolló sus ideas pedagógicas, labor continuada por Daisaku Ikeda en nuestros días. En este movimiento pedagógico y cultural, la palabra felicidad implica un sentido de plenitud que surge de desplegar nuestro potencial humano y, por lo tanto, no se refiere al logro de una condición superficial carente de problemas o a la realización de todos los deseos. Por tanto, la filosofía educacional de Ikeda tiene como objetivo el fortalecimiento de este potencial humano para que cada individuo disfrute de una vida auténticamente feliz y creativa donde el empoderamiento representa un valor fundamental para trabajar desde la educación. Para Ikeda, el vínculo entre la educación y la paz es vital. Según sus palabras ‘la responsabilidad esencial de la educación es forjar en la mente de los jóvenes el amor por la humanidad y el espíritu de dedicarse al bien de la gente y de la sociedad’. (Ikeda, 1994). Según Ikeda, la formación de las personas y la sociedad dependen de los valores que subyacen en la educación. El desarrollo de una sociedad más humana depende en gran medida de una orientación humanística en la educación, que guíe a los estudiantes hacia la riqueza interior de su propia vida y a la interdependencia con los demás y con el planeta. Por ello, este filósofo considera que la educación es crucial para el logro de la paz.

-Es muy importante para la Facultad de Educación de la UAH disponer de un instituto de investigación que promueva la innovación educativa…
-Sí, así es. Además, es el primer instituto de investigación que la Universidad de Alcalá funda en el Campus de Guadalajara. Nuestro Campus de Guadalajara y nuestra Facultad de Educación, que tienen una larga trayectoria de formación de maestros y educadores, merece que se apueste por la investigación en este campo. Por ello, la creación de este instituto de investigación en temas relacionados con la educación permitirá dar más apoyo a estas labores docentes que ya se desarrollan allí.

-¿Qué puede aportar el instituto a la investigación en educación? ¿Cómo puede este instituto ayudar a mejorar la educación en nuestro país?
Aplicando esta teoría de creación de valor a la labor docente de los maestros y profesores, proporcionando herramientas para profundizar en una mejor educación emocional, que tenga como base el respeto por el bien común y la creencia en el propio potencial de cada persona, en contraposición al individualismo tan radical que a veces se puede observar en esta sociedad.

-¿Dónde vais a centrar el foco en vuestros primeros proyectos?
-Sobre todo queremos crear contextos en los que tanto docentes en ejercicio como alumnos universitarios puedan profundizar sobre cómo construir una educación creadora de valor en la que los niños se sientan motivados, encuentren sentido a lo que aprenden y sean felices. En la actualidad, a través de la asignatura ‘Educación para la felicidad’ estamos realizando este cometido en los alumnos universitarios; a partir de ahora también queremos llegar a los maestros y profesores que están en los distintos niveles de enseñanza formal.

-Lo de aprender disfrutando parece una evidencia pero, desde luego, es casi una misión imposible…¿dónde están los obstáculos?
-Los obstáculos están por todas partes: la propia concepción de la educación soka está basada en que cada persona se desarrolle en toda su plenitud a pesar de las dificultades que se pueda encontrar. Actualmente, nuestro sistema educativo sigue enfocándose demasiado en los contenidos y tenemos que dar definitivamente el paso para comprender que el verdadero aprendizaje está en la construcción de competencias. Para ello, debemos centrarnos en el alumno, entender a través del diálogo cómo hacerle partícipe de su propio aprendizaje, cómo motivarle para que dé sentido a lo que está aprendiendo. Pensamos que es muy importante generar redes de apoyo para los maestros en la que además puedan participar los investigadores que trabajamos en educación, con el fin de que se puedan dar a conocer las maravillosas experiencias de innovación educativa que se están llevando a cabo y así poder llegar a más centros educativos en nuestro país.
No es tarea fácil, ni existen fórmulas mágicas, pero nuestra experiencia con la asignatura nos ha demostrado que se puede lograr.

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia:


LO MÁS VISTO