El aula del Hospital Príncipe de Asturias estrena decoración
la Luna de Alcalá: 24 horas de información multimedia

El aula del Hospital Príncipe de Asturias estrena decoración del muralista alcalaíno Manu Cardiel

El aula del Hospital Príncipe de Asturias estrena decoración del muralista alcalaíno Manu Cardiel

Ha arrancado este lunes el nuevo curso en el aula del Hospital Universitario Príncipe de Asturias (HUPA) de Alcalá de Henares. Y lo ha hecho también con nueva decoración, una pintura del artista alcalaíno Manu Cardiel, que también ha creado un “jardín” a pocos metros de este aula, en la sala de juegos de la planta de Pediatría del centro.

“He querido ayudar a hacer más amena la vuelta al cole”, dice el propio artista sobre una obra hecha para que estas estancias hospitalarias sean más agradables a los pacientes de entre 4 y 15 años. Cardiel –autor de murales como el del Banco de Sangre del HUPA o el gigantesco Don Quijote de Alcalá- se ha inspirado en la naturaleza para esta obra en el Hospital empleando colores como el rojo y el verde en tonos fuertes y vivos a modo de contraste.

vuelta-al-cole-hospital

El aula del Hospital, que abrió sus puertas por primera vez en el curso escolar 2014/15, registró el curso pasado 342 estancias (299 alumnos), la mayoría de ellas a niños (195) y 147 a niñas. La mayor parte de estas atenciones han sido en el aula (167), si bien también los profesores van a dar clase a las habitaciones: en 79 ocasiones solo en hospitalización y en 96 han combinado dar clase en el aula y en la propia habitación de Hospitalización de Pediatría. Por especialidades médicas, la mayor parte se debió a afecciones relacionadas con Neumología (93), seguido de Neurología (35) y Medicina Interna o Cirugía (30 en ambos casos). En su mayor parte, los alumnos del curso pasado proceden de la Dirección del Área Territorial Madrid Este de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid.

Desde 2014

Situada en la cuarta planta, el aula hospitalaria del HUPA cuenta con una coordinadora-profesora –Paloma Pavón- y dos profesores. Además, dispone de 16 plazas, dos pizarras –una de ellas digital-, mobiliario compuesto por estanterías, cajones, gavetas y puertas en distintos colores, una colchoneta para psicomotricidad y material educativo como instrumentos musicales, varios tipos de juegos, cd’s y vídeos.

El centro se sumó en septiembre de 2014 a las 28 aulas hospitalarias ubicadas en 11 hospitales públicos madrileños –el Hospital Niño Jesús fue pionero en 1966 al poner en marcha este servicio-. Estas instalaciones permiten a los alumnos pacientes seguir su proceso educativo para que al final de su hospitalización puedan incorporarse al curso académico en su centro de referencia con la menor dificultad posible. Cuando un niño en edad escolar tiene que ser hospitalizado se ve interrumpido su proceso educativo y de socialización, lo que puede tener consecuencias negativas sobre su desarrollo y aprendizaje.

El aula hospitalaria, además de la atención educativa en el centro, también ofrece un Servicio de Apoyo Educativo Domiciliario (SAED) cuando el niño tiene que permanecer en su domicilio a causa de su enfermedad y no puede asistir de forma normalizada a su centro escolar por un tiempo superior a un mes. El objetivo principal de este servicio es proporcionar la atención educativa adecuada en el domicilio de los alumnos en convalecencia prolongada para evitar el desfase escolar que pudiera derivarse de esta situación.

Además de esto se establecen los cauces de coordinación entre los distintos profesionales que intervienen en la atención de los alumnos enfermos, centro docente y SAED. Los destinatarios del SAED son alumnos de 2º ciclo de Educación Infantil, Educación Primaria, Educación Secundaria Obligatoria, Formación Profesional básica (de centros sostenidos con fondos públicos) y los alumnos de bachillerato escolarizados en centros públicos o centros privados que tengan concierto.

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia:


LO MÁS VISTO