¿Cómo afrontamos sicológicamente el confinamiento? / Por Nadia Castelló - Noticias de Alcalá de Henares e información multimedia 24 horas al día
la Luna de Alcalá: 24 horas de información multimedia

¿Cómo afrontamos sicológicamente el confinamiento? / Por Nadia Castelló

¿Cómo afrontamos sicológicamente el confinamiento?  / Por Nadia Castelló

Ante la actual situación de confinamiento, forma parte de nuestra responsabilidad individual contribuir, en la medida de lo posible, a luchar contra ella, cuidando de la salud pública y quedándonos en casa para que la enfermedad no se extienda con rapidez y cuidar de esos equipos sanitarios desbordados. Si bien, para cuidarnos a nivel psicológico, desde Vitalia Alcalá de Henares, queremos ayudar a la población a mejorar la gestión psicológica durante este tiempo de aislamiento preventivo. A continuación os ofrecemos una serie de orientaciones que intentan servir de apoyo en estos momentos:

– Comprender la realidad: La realidad, lamentablemente, es la que es y por ello debemos aceptarla y asumir que es imprescindible que colaboremos permaneciendo en casa. Es la recomendación más segura y eficaz para que salgamos pronto de esta situación. Es normal sentir miedo e inquietud en una situación así. El problema se genera si tratamos de eliminar a toda costa ese miedo. Acéptalo y vuelve a las tareas que estabas llevando a cabo y que forman parte de tu ocupación habitual. De igual manera, evita estar constantemente auto-comprobando tus sensaciones corporales, hacerlo no solo incrementará tu activación fisiológica, sino que no resolverá tampoco tu preocupación.

– Hacer lo correcto: Debemos tener muy presente que permanecer en casa es lo más correcto y, por tanto, debe ser un pensamiento constante que debemos propagar entre los nuestros sabiendo que estamos haciendo lo correcto. Ser honestos y cumplir con las recomendaciones es nuestra principal responsabilidad.

– Planifica la nueva situación: Nuestra vida ha cambiado de una manera rápida, no planificada y de forma impuesta. Hemos modificado nuestras rutinas y, por lo tanto, hemos de organizar bien lo que podemos hacer, cuándo y cómo hacerlo. Os recomendamos que penséis en actividades placenteras para realizar solos/as y otras en compañía que tengan, al menos, 45 minutos de duración. Intentad no dejar nada a la improvisación. En primer lugar, organizad todo lo relacionado con lo que podáis necesitar en la alimentación y otros productos de primera necesidad como los medicamentos y organizaros para suministraros de una forma responsable. Respetar espacios y tiempos diferenciados entre habitantes de la misma casa es imprescindible. A veces suele ayudar que escribamos todo esto y dibujemos una especie de horario que estará visible para todos y que podrá modificarse con el acuerdo de quienes compartís la experiencia.

– Infórmate adecuadamente: Es imprescindible informarnos, por supuesto, pero hagámoslo responsablemente. Busquemos la información oficial y necesaria, pero evitemos la sobreinformación. Ésta puede ser muy nociva y provocar sensaciones de malestar que son absolutamente contraproducentes. Informa, asimismo, a quienes te acompañan en casa, pero con prudencia y mensajes constructivos. Evita difundir rumores y hablar constantemente del tema, especialmente a los más pequeños y a los mayores. Sabemos que es muy importante informar a los niños/as y a los mayores de la situación actual, por eso recomendamos encontrar un espacio en el que fluya la comunicación y les permita exponer sus dudas y formular preguntas, sin sobrecargarlos de información si no la piden, no mentirles y utilizar explicaciones adaptadas a su lenguaje y comprensión. En este apartado debemos señalar que tanto los niños como las personas mayores observan los comportamientos y emociones de las personas adultas en busca de señales sobre cómo manejar sus propias emociones. Es nuestra responsabilidad cuidar el consumo de las redes sociales, pues existen numerosas noticias falsas e informaciones inútiles que afianzan el temor y nos alejan de la tranquilidad.

 Mantén el contacto telefónico y online: Sigamos conectados con nuestros familiares, amigos/as, compañeros/as de trabajo y, especialmente, con los mayores sean o no familiares nuestros. Conversar con ellos/as sobre cómo estamos afrontando la situación nos ayudará; evitando, eso sí, en lo posible, retroalimentar miedos e inquietudes. Utilicemos, cuando sea posible, las “videollamadas” para facilitar el contacto y aportar tranquilidad. Mantener la calma y la visión positiva de que estamos haciendo lo correcto nos ayudará en todo momento. Evita recoger información sobre la situación actual durante la noche o momentos antes de irte a dormir, más bien fomenta un estado de relajación leyendo algo ameno, conversar sobre algo agradable, ver una película o serie entretenida. No necesitas estar constantemente consultando periódicos, genera espacios de desconexión.

– Aprovecha el momento: Aprovecha la situación, que sabemos que será temporal, para hacer cosas y disfrutar de momentos que casi nunca podemos vivir por el ritmo de vida que solemos llevar. Son muchas las actividades que podemos aprovechar y que normalmente dejamos de lado por falta de tiempo: leer, jugar con nuestros hijos o con nuestros mayores a juegos de mesa, interactivos, en familia, seleccionar música, películas y series que compartir, etc.

-Tiempo para la creatividad: Potencia la creatividad. En solitario o en compañía. Un buen ejemplo puede ser aprovechar para innovar en la cocina con recetas y platos que antes no hacías por falta de tiempo, también para hacer pequeños arreglos en casa, que siempre dejamos para otro momento o para decorar la casa. Organiza también tus armarios, desecha ropa que ya no utilizas y piensa si la podrías donar, aprovecha para hacer cursos nuevos, etc. Cuando todo esto pase puede que haya menos momentos para estas actividades.

-Tiempo para hacer deporte en casa: También podemos hacer deporte en casa. Planifiquemos esta actividad: podemos buscar nuevas aplicaciones o tutoriales para diferentes edades y adaptarlo a las posibilidades de cada miembro de la casa. Además de divertido, nos mantendrá en forma, reducirá los síntomas de depresión y ansiedad, mejorará el funcionamiento de nuestro cerebro, activará nuestro cuerpo y aumentará la sensación de bienestar.

-Observa tu estado de salud y el de quienes te rodean: Valoremos, también, nuestro estado de salud promoviendo la importancia del autocuidado: mantener un buen nivel de higiene y aseo, recibir luz natural, conservar una dieta equilibrada evitando un consumo excesivo de comida ultraprocesada, dormir un número de horas adecuadas y, muy importante, no perder el sentido del humor. Además, cuida especialmente tu estado de ánimo: cuidemos mucho nuestros pensamientos y emociones, de manera que podamos construir y responder adecuadamente a momentos en los que el ánimo pueda fallar y la sensación de incertidumbre y malestar surge. Comparte tu experiencia con tus personas de confianza, pero intentad evitar que todas las conversaciones giren en torno al Covid-19.

Este es un momento ideal para aprender a vivir mejor, a ser más responsables, aprender a esperar y a reordenar prioridades. Desde Vitalia Alcalá de Henares, os animamos a dedicar vuestra atención y recursos a ello para poder incorporar estos aprendizajes a la normalidad en cuanto sea posible.

Nadia Castelló Corbacho es neuropsicóloga de Vitalia Alcalá de Henares.

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia:

LO MÁS VISTO