Cierra el hospital de emergencia del Pabellón de la Universidad de Alcalá
la Luna de Alcalá: 24 horas de información multimedia

Cierra el hospital de emergencia del Pabellón de la Universidad de Alcalá

Cierra el hospital de emergencia del Pabellón de la Universidad de Alcalá

El Pabellón ‘Rector Gala’ cesa su actividad como hospital de emergencia, tras dos meses operando como refuerzo del Hospital Príncipe de Asturias (HUPA) de Alcalá de Henares en la atención de pacientes afectados por COVID-19.

 A finales del pasado marzo, el Pabellón ‘Rector Gala’, ubicado en el Campus Científico Tecnológico de la UAH, muy próximo al HUPA, fue habilitado por la ONG Médicos sin Fronteras para acoger a pacientes afectados por la enfermedad, con una doble finalidad: aliviar la saturación del hospital y disminuir así, en lo posible, los contagios intrahospitalarios.

 Dotada con 100 camas, espacios amplios, buena luminosidad y la cercanía al Hospital Universitario Príncipe de Asturias han hecho del Pabellón ‘Rector Gala’ una instalación con las condiciones adecuadas para su uso como hospital de apoyo. ‘Desde el inicio de la actual crisis sanitaria, en la Universidad de Alcalá hemos ofrecido todos nuestros recursos materiales y humanos disponibles para dar cobertura a las posibles necesidades, tanto sanitarias, como de cualquier otro tipo, que han ido surgiendo en nuestro entorno. Estamos muy satisfechos de haber podido apoyar al HUPA en esta situación tan complicada’, explica el rector de la UAH, José Vicente Saz.

 Además de la cesión del propio recinto, la UAH ha contribuido al adecuado funcionamiento del hospital desde su apertura. Se habilitaron los espacios específicos para el personal sanitario, se instaló un grupo electrógeno para reforzar la instalación eléctrica y evitar caídas de tensión y los Servicios Informáticos de la UAH trabajaron en la conexión en red con el HUPA.

 Asimismo, en las cocinas de la cercana Facultad de Medicina se han preparado diariamente los menús, tanto de los pacientes, como de los sanitarios; y el Servicio de Vigilancia del Campus Científico Tecnológico ha colaborado en la distribución del tráfico de vehículos entre el HUPA y el Pabellón Gala, con el objeto de disociar el tránsito de personal enfermo y no enfermo.

La previsión es que, por el momento, el pabellón mantenga todo el equipamiento instalado y preparado, con el fin de servir de apoyo al HUPA, en caso de que la situación sanitaria así lo requiriese.

 

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia:

LO MÁS VISTO