El bus-vao en la A-2 entre Alcalá de Henares y Madrid se cuela en la reunión de Pedro Sánchez y Ángel Garrido - Noticias de Alcalá de Henares e información multimedia 24 horas al día
la Luna de Alcalá: 24 horas de información multimedia

El bus-vao en la A-2 entre Alcalá de Henares y Madrid se cuela en la reunión de Pedro Sánchez y Ángel Garrido

El bus-vao en la A-2 entre Alcalá de Henares y Madrid se cuela en la reunión de Pedro Sánchez y Ángel Garrido

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha mantenido hoy una reunión con el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, en el Palacio de La Moncloa. Entre los asuntos prioritarios, además de la revisión del sistema de financiación autonómica, el presidente regional ha puesto sobre la mesa otros asuntos destacados como el proyecto de reforma educativa presentado por el Ministerio de Educación; la situación de infraestructuras de la región –Plan de Cercanías, Variante de la A-1, BUS-VAO de la A-2 entre Alcalá de Henares y Madrid–; así como aspectos de políticas sociales como la financiación recibida por la Comunidad de Madrid para los Menores No Acompañados (Menas) o la financiación de la dependencia.

El presidente del Gobierno se ha mostrado receptivo a firmar un convenio con el Ayuntamiento de Madrid y la Comunidad de Madrid para construir esta infraestructura que busca agilizar los viajes entre Alcalá de Henares y la capital. Según fuentes de La Moncloa, Sánchez explicó a Garrido que está previsto llevar a cabo este proyecto, aunque requiere la implicación financiera de todas las administraciones públicas que están participando en su concepción, mediante un convenio cuya redacción está muy avanzada.

Así será el bus-vao en la A-2

– El proyecto cuenta con un inversión de 15 millones de euros.

– Se estima que más de 15.000 usuarios de este carril se podrán beneficiar del proyecto.

– El bus-vao en la A-2 supondrá un ahorro para los conductores de 500.000 horas al año.

– Contribuirá a la mejora de la calidad del aire evitando la emisión de hasta 900 toneladas de CO2 al año.

– El proyecto reservará el carril izquierdo de la calzada durante las horas punta para la circulación exclusiva de autobuses y vehículos con alta ocupación.

– El carril se gestionará mediante un sistema de “Gestión Inteligente de la Carretera” (ITS), que permitirá activarlo o desactivarlo en tiempo real, y en función de las necesidades del tráfico en ese momento.

– El sistema está dotado con tecnología de última generación como balizamientos luminosos en la vía y señalización dinámica. No existirá separación física entre este carril y el resto de carriles de la calzada.

– En sentido entrada a Madrid, el carril partirá a la altura de la M-300, entre los municipios de Torrejón de Ardoz y Alcalá de Henares, hasta finalizar en el intercambiador de Avenida de América, cubriendo una distancia de 19 kilómetros.

– En sentido salida, partirá desde el mismo intercambiador de Avenida de América, no quedando aún definido el punto de destino, ya que en estos momentos el proyecto aún se encuentra en fase de redacción.

– Alcalá de Henares, Torrejón de Ardoz, San Fernando de Henares, el barrio de Canillejas en Madrid y el intercambiador situado en la Avenida de América serán los puntos de acceso del carril bus exprés.

– Los usuarios que utilicen esta plataforma podrán ahorrar hasta 15 minutos en un trayecto que de media lleva en la actualidad 40 minutos.

– El carril bus cobrará especial relevancia y mayor eficiencia durante las horas punta.

– Se prevé que la mejora de este servicio y la reducción en los tiempos de espera puedan incrementar hasta en un 15 por ciento la demanda del servicio de los autobuses interurbanos en el Corredor del Henares.

Plan de Cercanías

En la reunión, Pedro Sánchez trasladó a Ángel Garrido la intención del Gobierno de presentar el plan para modernizar la red de Cercanías, con una inversión de 6.000 millones de euros, de los cuales 1.000 millones se destinarán en los próximos dos años a infraestructuras, la mitad para la renovación de la flota de trenes.

 

A-1 y M-50

En materia de infraestructuras, el presidente del Gobierno informó también a Ángel Garrido sobre la declaración de impacto ambiental y el estudio informativo de la variante de la A1, que está previsto que esté aprobado a comienzos de 2019, así como las actuaciones del Ministerio de Fomento para hacer efectivas las conexiones de la M-50 en los Municipios de Rivas-Vaciamadrid y Boadilla, las cuales no se han puesto en marcha por retrasos en los ayuntamientos de dichas localidades.

Autopistas de peaje

Respecto a las carreteras radiales de peaje que hay en la Comunidad de Madrid y que no están amortizadas, el presidente aseguró que la Sociedad Estatal de Infraestructuras de Transporte Terrestre continuará gestionándolas mientras se diseña un contrato con un plazo suficientemente atractivo para posibles concesionarios. Al haber revertido al Estado su gestión antes de finalizar el período concesional, es necesario que la Administración compense a los concesionarios, de acuerdo con la Ley, por la responsabilidad patrimonial de la Administración que, en este caso, se ha cuantificado en 1.800 millones de euros.

También se requiere una inversión superior a los 300 millones de euros para actuaciones de adaptación a las diferentes normativas de aplicación y para el mantenimiento de un nivel de servicio adecuado, a lo que se destinarán los ingresos provenientes de los peajes. El Gobierno estudia, asimismo, una reducción de tarifas con la finalidad de que su importe se correlacione con el grado de deterioro del firme al paso de cada tipo de vehículos y hacer descuentos a vehículos no contaminantes.

 

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia:


LO MÁS VISTO