Víctor Chacón, Goku y la espada del PP
la Luna de Alcalá: 24 horas de información multimedia

Víctor Chacón, Goku y la espada del PP / Por Emilio Sánchez

Víctor Chacón, Goku y la espada del PP / Por Emilio Sánchez

Emilio Sánchez (*)

El nuevo portavoz del PP irradia energía, a lo Goku en ‘Dragon Ball Z’. Víctor Chacón afronta su primera legislatura como concejal tras graduarse en Moncloa. No ha tardado ni cinco meses en conquistar la nube munícipe del PP. Tiene treinta años, no lleva mochila y ante sí vislumbra toda una legislatura para darse a conocer a base de ‘ondas vitales’ contra un gobierno a tres, una diana sensible. Cuatro años es un océano de tiempo, pero, en principio, tiene porte de candidato a alcalde.

La operación Flauta, Cofely, Waiter Music, los pagos a medios locales pese a los reparos de intervención, la deuda de 261 millones de euros… Todo enraíza con el PP, pero no huele a Víctor Chacón. Su valedor es el dimitido Javier Bello, que aún debe una rueda de prensa ‘pos escapada’ a los alcalaínos. El legado de Bello (y Bartolo) congestiona la nueva garganta popular, pero no la infecta. Chacón tiene margen de sobra para dibujar su propia identidad.

Víctor Chacón

Su ascenso puede convertir al PP en un partido de oposición incomodísimo para el tripartito. La permanencia de Bello en el grupo de concejales encallaba la mellada espada azul. El ascenso de Chacón no solo la desatasca; afila la hoja y la ensarta, si es hábil, en el tripartito. Atacar al proyecto de moneda local sin pedagogía o discutir el premio Ciudad de Alcalá a Nacho Duato no parecen estocadas demasiado acertadas, pero tiene tiempo por delante para galopar sobre otros caballos de batalla: La subida de impuestos a las empresas, las propuestas de Somos que chocan frontalmente con el PP, el rodillo con el que el gobierno está aplastando a la oposición, los grandes asuntos de ciudad bloqueados…

Su camino a seguir, como considera mi compañero Javier Galicia, se parece al que emprendió el que hoy es el alcalde, Javier Rodríguez Palacios. El socialista aterrizó desde el Ministerio de Agricultura, sin familias que le abrazasen en el partido. Palacios logró arrebatar las riendas del PSOE local a Eusebio González tras un periodo de bicefalia, a base de paciencia y trabajo en el consistorio, mientras el segundo apretaba la mano de Tomás Gómez en la Asamblea de Madrid. Chacón ya es la voz en el Ayuntamiento, mientras el liderazgo del partido abre los brazos (o las piernas) a aspirantes. Para el popular, puede que sea bastante más fácil que para Rodríguez Palacios. Lo comprobaremos tras las elecciones generales.

(*) Emilio Sánchez es periodista de la Cadena Ser

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia:


LO MÁS VISTO