Unión Adarve - RSD Alcalá: Poco fútbol y cuatro goles
la Luna de Alcalá: 24 horas de información multimedia

Unión Adarve – RSD Alcalá: Poco fútbol y cuatro goles

Unión Adarve – RSD Alcalá: Poco fútbol y cuatro goles

El Alcalá empata a dos contra el Adarve en un partido que se decidió a balón parado

Por Saúl Quijada

Los ingredientes para que el Alcalá se llevase la victoria estaban en la olla: partido fuera de casa contra un equipo grande. Los de Fran Blasco se excitan jugando con los equipos de playoff y se liberan fuera del Municipal de El Val. Tras perder contra el Móstoles tocaba levantar los ánimos y buscar una victoria que encienda la mecha de la buena racha. El choque se decidió en cuatro jugada puntuales; la primera en el minuto 10 cuando Héctor conectó un cabezazo en el área pequeña batiendo a Juancho. Un gol donde el meta rojillo pudo hacer algo más, pero midió mal la estirada. El segundo chispazo, con final feliz para los complutenses, tendría lugar en el 45 cuando Mateo silenció la Vereda de Ganapanes con un tremendo disparo cruzado estableciendo el empate antes del descanso. Una semana más, Mateo ha demostrado estar en un estado dulce siendo el jugador más destacado de la escuadra de Fran Blasco. Entre el gol de Héctor y el de  Mateo no hubo partido ni historias que contar. Tan sólo balones en largo y encontronazos. También, pequeñas dosis de tensión.

Tras la reanudación, el Alcalá saltó al césped con mas energías y con la sensación de que el gol era cuestión de tiempo. Dicho y hecho. En el 59, Rafa, central de presente y futuro, se elevó sobre la defensa local para peinar el balón y enviarlo al fondo de la red. Lo complicado era ponerse por delante pero más difícil era mantener el resultado con las embestidas locales. El Adarve abrió la carpeta de la estrategia y puso en marcha el plan B; presión alta y jugar al límite. Paulatinamente, los hombres de Víctor Cea fueron encerrando al Alcalá hasta que Héctor vio puerta por segunda vez después de cabecear un saque de banda. Antes del gol, Fran Blasco tuvo palabras con el árbitro y tuvo que irse a los vestuarios antes de tiempo. El gol anestesió el encuentro hasta que agonizó en el 94 con el definitivo 2-2.

El Alcalá mostró una imagen correcta y práctica en un campo muy complicado por las dimensiones del terreno de juego y por la intensidad que imprime el Adarve. El lunes el equipo vuelve a los entrenamientos para preparar el choque de la próxima semana frente al rival más complicado de la categoría: el Sanse. Tenemos un ingrediente para el cóctel: equipo de playoff. Veremos si se rompe la racha negativa y el equipo gana y convence en El Val.

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia:


LO MÁS VISTO