Suso Abad: "Los programas sociales son nuevos, redefinidos y con otros objetivos"
la Luna de Alcalá: 24 horas de información multimedia

Suso Abad: “Los programas sociales son nuevos, redefinidos y con otros objetivos”

Suso Abad: “Los programas sociales son nuevos, redefinidos y con otros objetivos”

Suso Abad es el concejal de Acción Social, Juventud e Infancia del Ayuntamiento de Alcalá de Henares y en esta entrevista repasa los nuevos proyectos que se pondrán en marcha en estas áreas en la ciudad complutense. También, como portavoz de Somos Alcalá, analiza la situación política de la ciudad.

– ¿Cuál es el objetivo para este nuevo curso político?

– En Acción Social hemos rediseñado la Concejalía, con un orden lógico para dar cabida a las necesidades y los proyectos que planteamos. Son programas nuevos, redefinidos, con otros objetivos y otro organigrama, más adaptados a la realidad, con una mayor dotación económica y en los que buscamos un mayor acompañamiento a las personas en vulnerabilidad. Hemos redefinido las necesidades y el único que se mantiene como tal es el de ayuda a domicilio, que ha pasado de 500.000 a 700.000 euros, un 20%. Así, trabajamos en diferentes programas de Familia, de exclusión social, de mantenimiento en el entorno y proyectos de inserción socio-laboral.

En Servicios Sociales, trabajamos con 3.503 familias; 5.989 personas y se han realizado 3.870 intervenciones

– ¿En qué más está trabajando el área de Acción Social?

– Una vez resueltos estos proyectos, aprobaremos por el reglamento de prestaciones básicas, en el que llevamos trabajando un año. Vamos a catalogar y baremar las ayudas para introducir criterios de corrección de renta, en el que incluiremos no sólo las ayudas en función de la renta sino los gastos obligatorios de una familia. Por ejemplo, una familia puede cobrar la renta mínima de inserción (RMI) de unos 600 euros y paga 50 euros de una vivienda social. Le quedan por tanto 550 euros. Sin embargo, una familia sin ayudas en la que uno de ellos trabaja y gana 800 de salario, pero paga 300 euros de casa, al final tiene menos dinero que una familia que cobra el RMI. Esos son criterios de corrección sobre la renta.

– ¿Cuánto dinero se va a destinar a este programa?

– Ahora estamos utilizando las partidas de emergencia social, que cubren la necesidad. Queremos que para optar a ellas participen en algunos de los programas sociales que salen, por eso hasta enero no podemos ponerlo en marcha. Para esto, vamos a poner personal administrativo en la Plaza de los Carros, para eliminar trabajo burocrático a los trabajadores sociales, que marcarán el diseño de la intervención. Las personas que necesiten ayudas pueden acudir a las oficinas de Servicios Sociales de Plaza de Navarra o Plaza de los Carros, donde se estudia su situación y se ve qué tipo de derecho puedes tener sobre una prestación, que va a acompañada de un proyecto social. Se baremará sus necesidades y se le derivará al programa que mejor se ajuste para paliar sus necesidades.

– ¿Cuántas personas pueden beneficiarse de estos programas?

– En Servicios Sociales, trabajamos con 3.503 familias; 5.989 personas y se han realizado 3.870 intervenciones.

– ¿Está Alcalá peor en materia social que cuando llegaron al gobierno?, ¿hay más personas que necesitan la ayuda de las administraciones?

– La demanda se ha incrementado un 20%, pero hacemos una doble lectura al respecto. Por un lado, la sociedad sigue en un proceso de vulnerabilidad y por otro lado creemos que se ha acercado mucha gente porque confía más en las instituciones. En ese 20%, mayoritariamente no hemos notado situaciones de urgencia ni sobrevenidas. Sí vemos que hay un repunte en la vulnerabilidad y que la situación se va a alargar, por lo que hay que dotar de presupuesto a los programas para atender las necesidades.

– El PP les critica que estaban en contra de externalizar servicios. ¿Por qué externalizan estos servicios en lugar de realizarlo desde el Ayuntamiento?

– El PP miente salvajemente y engaña a los vecinos. Por un lado, nuestro programa nunca hablaba de que todos los servicios fueran 100% municipales. En Servicios Sociales, las necesidades cambian y hay que adaptar proyectos coyunturales a la realidad del momento. Estos proyectos siempre tienen que ser externalizados. Otra cosa es que los trabajadores tengan condiciones dignas, metiendo cláusulas sociales. No hay que darles los proyectos a las empresas que lo hacen más barato porque reduciría la calidad del servicio, que es lo que tiene que primar. Sería ideal contratar a más trabajadores sociales, porque no cumplimos con la ratio, pero la ley de ajuste no nos permite aumentar la plantilla municipal y el PP lo sabe. Dejaron el ayuntamiento endeudado y nos impide la remunicipalización de servicios, que cuando nosotros hablamos de ellos, hablamos de los que se van a dar ahora y los que se van a dar dentro de 20 años, como las basuras o el agua. La Oficina de Intermediación de la Vivienda ojalá tenga que desaparecer porque no sea necesaria dentro de cuatro años. Eso no tiene sentido municipalizarlo. Lo que sí decimos es que las externalizaciones tienen que tener criterios sociales y, por eso, se han mejorado las condiciones laborales de los trabajadores sin incrementar, en muchos casos, el presupuesto de los programas. Sin embargo, el PP vendió el agua de los alcalaínos y sacó un contrato de basura sin cláusulas sociales. Por otra parte, se nos acusó de unos proyectos externalizados nosotros, cuando llevaban 30 años en concurso público.

El PP dejó el ayuntamiento endeudado y nos impide la remunicipalización de servicios

– Cambiando de área, ¿en materia de Juventud qué novedades aportan?

– Estamos dando una vuelta muy importante a la Concejalía, para la que hemos destinado más presupuesto. Queremos que Juventud e Infancia tengan la misma consistencia y que Infancia sea una concejalía de primer orden. Son dos áreas que estaban poco visibilizadas. El primer año pusimos en valor lo que se estaba haciendo y hemos recibido un buen apoyo de todos los servicios del área. En la Concejalía podemos ver la coherencia que tiene de principio a fin, con servicios de información y asesoramiento, talleres de ocio y tiempo libre en periodos no lectivos, de dinamización social como Otra Forma de Moverte, que canaliza las inquietudes de los jóvenes, y actividades que plantean los jóvenes, que no encajan en los programas, pero queremos crear una plataforma para sacar adelante esas iniciativa.

– Pero Otra Forma de Moverte ya existía en anteriores legislaturas, también los talleres… ¿Cuál es la filosofía nueva?

– Han cambiado cosas. Por ejemplo, la participación en Otra Forma de Moverte ha sido hasta el doble. Tenemos que meter más dinero. Ha cambiado, con programación a más largo plazo; hay flexibilidad en el apoyo de las actividades y al final genera una bola de nieve que va creciendo y la participación es mayor. En los talleres, se han adaptado a las nuevas realidades. En Talleres y Artes Plásticas van a sacar un taller para familias; en Danza van a sacar descuentos de 50% para los jóvenes porque saben que ahora mismo es una situación difícil. En Música hay talleres de Dj, musicoterapia o actividades de grupo, que les permite ensayar en las instalaciones. También queremos apoyar el trabajo en red. Otra de las novedades será crear una bolsa de subvenciones para asociaciones juveniles y la creación de un banco de recursos, que va a permitir a las asociaciones realizar más actividades porque se van a tener que gastar menos dinero en otras cosas. Por ejemplo, el Ayuntamiento ha comprado 15 carpas que pone a disposición de los colectivos, también vamos a comprar un equipo de música, una cámara de vídeos…

Vamos a crear una bolsa de subvenciones para asociaciones juveniles y la creación de un banco de recursos

– ¿Y qué novedades presentará Infancia?

– En Infancia queremos acercarnos a los barrios más vulnerables, como la zona norte de Reyes II o Espartales y empezaremos poco a poco con proyectos socio-educativos.

– ¿Va a pedir más partidas en las negociaciones de los presupuestos de 2017 para sus áreas?

– Este año con los presupuestos nuevos, en nuestras áreas se puede mantener, porque están muy ajustadas. Es cierto que sería bueno tener más dinero para desarrollar otros centros sociales, pero no es la realidad económica que estamos viendo.

– ¿Es decir, no habrá conflictos en las negociaciones entre Somos y el PSOE en los presupuestos?

– Tenemos que ver en qué nos gastamos el dinero y cómo se ajusta el gasto presupuestario, hacer una comparativa para ver si estamos llegando a todos los lugares y reajustar las necesidades. Pero siempre con colaboración en el equipo de Gobierno para sacar adelante los presupuestos que beneficien a la ciudad y siempre con la biblia sobre la mesa de los 400 puntos que tenemos firmados.

– ¿Creen que hay que realizar un reajuste de las áreas o las competencias?

– Igual que con los presupuestos, hay que ver qué hacemos y qué no y poner en común las necesidades que tenemos en cada una de las concejalías para cubrirlas. Estamos en un buen momento de trabajo y el equipo de Gobierno quiere cumplir los 400 puntos y cambiar la ciudad.

– En su opinión, ¿hay que realizar ajustes?

– Seguro que sí, pero también lo diré dentro de cuatro años. Si uno es crítico y serio, siempre tiene que estar evaluando para cambiar las cosas.

– A lo que voy es que en una reunión con los 14 concejales, ¿plantearía un cambio de áreas o carteras, que este área no funciona?

– Las soluciones no las tengo, los problemas los detectamos entre todos. No hay problemas de relación, sí en la ciudad, que tiene un hándicap: tiene una deuda muy grande, un plan de ajuste y una dinámica de funcionamiento de un gobierno que durante 12 años ha estado mirando para otro lado. Los problemas los evaluamos y si hay que ceder se cede para sacar adelante los problemas.

Una cosa es el cambio político y otra la transformación social y esta no la hacen seis concejales, la hace una sociedad

– ¿El día a día de la política genera más cesiones de las previstas?

– Al entrar en la administración abruma la lentitud de la burocracia y genera una frustración en los primeros meses. Pero cuando aprendes a poner en funcionamiento y los técnicos te acompañan y hay una voluntad en la ciudad, de repente se te abre otro abanico de posibilidades que es mucho mayor del previsto a cuando entramos. Tenemos mayor capacidad de la que pensábamos que teníamos. Y otra cosa, hay que ser consciente de se tarda. Una cosa es el cambio político y otra la transformación social y esta no la hacen seis concejales, la hace una sociedad. El cambio permite la transformación.

– Para cerrar, ¿está Alcalá más sucia?

– No, pero ha habido un repunte en verano, que es una época difícil y los trabajadores del servicio de limpieza tienen vacaciones. Veníamos de una época en la que Alcalá estaba más limpia, te lo decían los vecinos. En verano, ha bajado esa calidad del servicio y tenemos que analizar cómo mantener la limpieza a lo largo de todos los periodos.

– ¿Pero podrían haber metido más dinero para la limpieza?

Hay que estudiar ver como puede ser más eficiente. Son casi 18 millones de euros para la limpieza y la recogida de basuras. Lo que hay que lograr son métodos de eficacia, eficiencia y control del servicio.

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia:


LO MÁS VISTO