Nueva derrota de la RSD Alcalá
la Luna de Alcalá: 24 horas de información multimedia

Solo ante el peligro

Solo ante el peligro

Por Saúl Quijada

La RSD Alcalá pierde por la mínima ante el San Fernando en El Val mostrando una imagen pobre y desangelada que provocó pitos y cánticos en la grada. La semana que viene partido a domicilio frente al Parla.

El Alcalá necesita un golpe de efecto. Una colleja como la que te dan cuando estás dormido y te espabilas de golpe. Los rojillos han encadenado una racha negativa de resultados que les ha llevado a olfatear de cerca la zona de descenso, una situación que ningún aficionado imaginó en sus peores pesadillas viendo la calidad que reside en la plantilla. Hay buenos jugadores, experimentados y canteranos, hay un cuerpo técnico que la temporada pasada demostró ser solvente y con personalidad, hay una afición fiel que viaja fuera de El Val para dejarse la garganta por el equipo de la ciudad y, por último, hay una directiva que ha hecho el esfuerzo de traer grandes jugadores. Con todos estos ingredientes, el plato debería salir redondo, sin errores y con un toque especial, pero visto lo visto se ha roto algo dentro del equipo.

Tras la derrota frente al Internacional de Madrid, Fran Blasco habló con los jugadores para reiniciar las cabezas e instalar de nuevo las ganas y el compromiso en los jugadores. Era algo similar a empezar de cero, olvidando el pasado y afrontando el presente con ilusiones nuevas. El discursó caló en el plantel pero contra el San Fernando en El Val se ha vuelto a perder.

El partido no tuvo historia alguna. Dos equipos técnicamente en las antípodas pero sobre el campo con las mismas virtudes y defectos. La primera mitad fue tediosa, sin ocasiones claras para ninguno de los dos equipos y sin visitas a las áreas. Después de leer la cartilla en el vestuario, el Alcalá salió más enchufado pero, de nuevo, cuando mejor estaba el equipo recibió el mazazo del gol en el minuto 61 tras una contra de libro de los visitantes. La losa fue tan pesada que el Alcalá no se pudo levantar y finalmente claudicó en El Val. Eso sí, la polémica llegó en el tiempo de descuento cuando el juez de línea anuló un gol a los rojillos por supuesto fuera de juego. Una jugada que podría haber supuesto el empate pero que dejó a jugadores, entrenador y afición con la miel en los labios.

En rueda de prensa, Fran Blasco tiró de autocrítica y sentenció que “si tiene que abandonar por el bien del equipo lo hará, siempre agradeciendo a la gente y a la directiva el apoyo mostrado en todo momento”. La paciencia parece que ha llegado a su fin en las gradas del estadio complutense que este domingo coreó en la segunda mitad “Estamos hasta los huevos”. Una circunstancia desagradable que veremos cómo termina. Lo que está claro es que Fran de momento se encuentra solo ante el peligro.

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia:


LO MÁS VISTO