Quique González: "La música me ha salvado la vida"
la Luna de Alcalá: 24 horas de información multimedia

Quique González: “En la vida un momento muy duro puede coincidir con uno de exaltación, de confianza y de sueños”

Quique González: “En la vida un momento muy duro puede coincidir con uno de exaltación, de confianza y de sueños”

Por Saúl Quijada

Late Madrid como un jueves cualquiera. Atascos, gente de un lado para otro, bares en plena ebullición y sirenas de policía. Quique González nos recibe en la mítica sala Costello con su habitual look de botas desgastadas, vaqueros y camisa ajustada. Durante la entrevista, piensa lentamente lo que va a decir para no dar puntada sin hilo y cuando una idea se atasca se rasca la barba en busca de la palabra exacta. Quique se muestra jodido y radiante. Más lo primero que lo segundo y viceversa. Ha sentido en vena la pérdida de su padre y se ha visto desbordado por el amor. Una combinación letal que ha servido para gestar Me mata si me necesitas, el décimo álbum en la carrera del músico al que no parece pesarle el número 10 a la espalda. Eligió contar su vida con acordes, desnudando sentimientos y soñando entre canciones de cuna buscando una nueva colección de lunas llenas. Música por encima de la música.

Lo primero, enhorabuena por el disco. Después de varias escuchas la emoción sigue intacta y las canciones te dejan encogido.

Muchas gracias, es un piropazo. Aspiramos a que las canciones perduren en el tiempo y me gustaría pensar que eso sucede cuando son honestas y escribes más con el corazón. El disco es un viaje emocional con el que me he sacado algunos fantasmas y emociones que necesitaba contar. Yo estoy contento porque hace seis meses grabamos el disco y hoy me pasa como a ti y me sigo emocionando cuando escucho las canciones.

¿Qué ha supuesto volver a grabar en casa después de los discos hechos en Nashville?

He tenido la suerte de haber grabado los dos últimos discos en Nashville, donde aprendí mucho de todos los músicos que me acompañaron. Fue como ir a la universidad. Hay cosas que ganas y otras que pierdes. El sentimiento de amistad y conexión que tengo con mi banda es difícil tenerlo con los músicos de allí porque no tienes tiempo para que suceda. Hacer discos con tu banda supone poder trabajar tranquilamente en casa, probar cosas distintas y, sobre todo, hay un beneficio en la música por el grado de implicación de los músicos porque son personas a las que conozco muy bien y me siento muy a gusto. Eso es lo que estaba buscando.

¿Da por concluida la etapa norteamericana o Me mata si me necesitas es tan sólo un punto y aparte?

Yo quiero que las cosas buenas duren lo máximo posible. Me gusta la idea de grabar, tocar y volver a girar con la misma banda porque creo que beneficia al show y a la música. Formar parte de un equipo siempre me ha atraído y cuando las cosas funcionan lo que uno desea es que se prolonguen en el tiempo.

Cuento historias e intento ir a por las buenas canciones que, al final, son tus cartas y debes decidir cómo jugarlas

¿Delantera Mítica abrió un camino que ha continuado con el nuevo disco?

¿Sabes lo que pasa? Yo soy consciente del análisis de los discos muy a posteriori, me cuesta mucho ver el punto de inflexión o la dirección que ha tomado. Son detalles sutiles y aportaciones que enriquecen lo que había, no soy un artista rompedor que queme etapas rápidamente. Admiro a la gente que, convencida de ello, es capaz de cortar radicalmente con algo. Soy un músico que forma parte de una proyección, cuento historias e intento ir a por las buenas canciones que, al final, son tus cartas y debes decidir cómo jugarlas, si de una manera agresiva, pausada o jugando de farol.

quiquegonzalez

Ha conseguido canciones cercanas y de piel.

Mis canciones están unidas al hilo de mi vida. Durante el periodo en el que escribo las canciones convivo con un material emocional que luego se refleja en los textos. Las historias que me ocurren son la materia prima de las canciones, la manera de contarlas es lo que cambia de una canción a otra.

Son letras muy heridas pero con un halo importante de luz.

Creo que el disco no es muy  doloroso pero es cierto que está vivido y sentido. La vida son momentos de celebrar, de alegrarse, de recogimiento, de angustia, de miedo…Me gustaría pensar que existe un equilibrio en el disco  en este sentido. En la vida un momento muy duro puede coincidir con uno de exaltación, de confianza y de sueños. ¿Cómo se mezcla en el mismo instante lo bueno y lo malo? No lo sé, pero creo que debe predominar el sentimiento de fuerza que el de regodearse en la pérdida.

Lo que dice se ve reflejado en “La casa de mis padres” y “Cerdeña”. La primera habla de la muerte y la segunda del momento en el que te atropella el amor por sorpresa.

Eso es. En este tiempo he vivido muchas cosas. Me he enamorado de alguien con toda la locura maravillosa que conlleva y he vivido la angustia de una tragedia inminente al perder a mi padre, la mayor referencia que tenía en mi vida. Todo esto te remueve mucho por dentro y te hace sacar sentimientos de una forma ambivalente, agridulce. Celebras y vives la liturgia de la pérdida.

“Cerdeña” tiene ese punto frágil de “eres única, una dulce muerte súbita”.

Es verdad. Parece delicado hablar de esto pero todos tenemos nuestros miedos y yo, si pudiese, elegiría morir de una forma tranquila, súbita, sin darme cuenta.

La música me ha salvado la vida

“Se estrechan en el corazón” dice mucho con poco.

Es una canción muy luminosa pero viene de la oscuridad absoluta después de pasar una mañana muy angustiado con una presión máxima de sentimientos. Habla de la gente que quieres y de la manera en la que se gestiona el cariño abordando las emociones y sentimientos de forma positiva. Creo que después de escuchar la canción dan ganas de celebrar.

Creo que las ganas de celebrar llegan después de ver el videoclip donde aparecen sus dos perras que actúan de manera alucinante y que en muchos momentos parecen personas.

Sin duda. Fue un acierto incluir a mis perras en el videoclip porque en las relaciones humanas hay muestras de cariño, peleas, arañazos, juegos… En los perros, la naturaleza nos muestra estos sentimientos de manera clara, sincera y real. Nuestra forma de transmitir algo está marcada por los miedos, la educación y la inseguridad mientras que con los perros vemos la parte más animal y honesta.

¿Qué es una buena canción?

La que te conmueve por dentro de alguna manera. No necesariamente tiene que aflorar la tristeza. Conmover en el sentido de movimiento, que impulse. Si una canción te saca a bailar para mí es algo mágico. Me gusta pensar que escribo canciones que sean capaces de comunicar alegría, pérdida, entusiasmo, desamparo, dejadez, vitalismo, compañerismo…

¿Y dónde reside la magia?

La magia es uno de los tesoros de la música y no sabemos afortunadamente dónde está. Fíjate, hay una cosa que me saca de quicio; muchas radios comerciales llevan tiempo utilizando un sistema en el que en diez segundos te dicen si la canción va a ser un éxito o no. Es algo muy artificial porque si hubiesen hecho eso con todas las canciones de la historia nos hubiésemos perdido muchas cosas buenas. Hay algo que la máquina no es capaz de reconocer y es la magia.

Significar algo importante para tu gente te imprime confianza para volar

¿Le gusta hablar de madurez?

Me da un poco de miedo pero no creo que sea malo. Me gusta mucho hablar de experiencia convertida en seguridad. Los músicos vivimos con muchas inseguridades pasen los años que pasen. Tocar y hacer discos te aporta un poso y una tranquilidad que, al final, se transmite en el disco.

¿Compensa vivir permanentemente en la cuerda floja con todas las dudas que conlleva?

Sí, la música me ha salvado la vida. No me ayuda a resolver mis problemas pero me alivia como escritor de canciones y como oyente. Sin música no hubiese sabido qué hacer.

Va escribiendo su historia en un papel.

Claro. El cuaderno que tengo con las letras es como un álbum de fotos que voy llenando con instantes de mi vida. Me gusta contemplarlo y rescatar recuerdos de hace tiempo.

¿Qué le amarra a la tierra y qué le hace volar?

Mi cable a tierra siempre son mis mejores amigos, los que mantengo desde hace 14 años y mi hermana. Es muy difícil que dejen de ser mis pilares. En el mundo de la música lo que me hace estar en  tierra es el respeto que le debo tener al público y a la gente que trabaja conmigo. Hay que rodearse de personas que no te dicen lo que quieres oír sino que te ayudan y te aconsejan para hacer las cosas de otra manera cuando están mal. Lo que me hace volar también está relacionado con ellos porque sentir que los tienes cerca, que significas algo importante para tu gente, te imprime confianza para volar.

A pesar de estar tan bien rodeado siempre vuelve a su guitarra para dejar sangrar lo que siente.

Realmente estamos muy solos  y este oficio tiene un aspecto muy solitario y personal. Ya en el colegio me gustaba mucho la dispersión, estar en mi mundo y es algo que no ha cambiado y que necesito.

La magia es uno de los tesoros de la música y no sabemos muy bien dónde está

¿Nos basta con lo que nos da la vida o tenemos que hacer más cosas?

Yo creo que la vida nos da mucho. Me siento un privilegiado absoluto por dedicarme a la música y ofrecer canciones a la gente. Es un regalo lo que me ha dado la vida.

¿Cuál es la frase que mejor define el disco?

Aunque parezca que lo hago con un fin comercial, creo que “me mata si me necesitas” es un broche bonito. Incluye muchos sentimientos de los que hemos hablado y está muy relacionada con la dependencia emocional de la gente que vas conociendo y perdiendo.

Videoclip “Se estrechan en el corazón”

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia:


LO MÁS VISTO