PSOE, Somos Alcalá y las diferencias ideológicas / Por Emilio Sánchez
la Luna de Alcalá: 24 horas de información multimedia

PSOE, Somos Alcalá y las diferencias ideológicas / Por Emilio Sánchez

PSOE, Somos Alcalá y las diferencias ideológicas / Por Emilio Sánchez

Por Emilio Sánchez (*)

A Javier Rodríguez Palacios y Olga García (o Suso Abad) se les pone cara de Sheldon Cooper cada vez que se les pregunta sobre la afección que las cuitas nacionales pueden tener en la estabilidad del gobierno complutense. El entrañable y detestable físico de ‘The Big Bang Theory’ siente un extraño amor, cuasi erótico, por los contratos. Los líderes de las formaciones que sustentan el Ejecutivo complutense declaran el mismo apego al acuerdo de gobierno que les une, maná del que emana todo y que todo lo amortigua.

Con ese casi medio millar de puntos acordados encima de la mesa, los discrepancias entre PSOE y Somos parecen menos. Sin embargo, a nivel ideológico, son tangibles y terminarán exigiendo la cesión de unos y la ‘medallita’ para otros. La legislatura es larga y nos encontraremos con otros ejemplos, pero, de momento, las divergencias parecen sacadas de una película de los años cincuenta: toros y Semana Santa.

Las dos almas del PSOE chocan en ambos asuntos. La cara ‘José Bono’ del partido les impide ser coherentes con lo que cualquier partido progresista debiera defender: no se debe permitir el maltrato animal como divertimento.  Alcalá de Henares se parece mucho a Guadalajara, en cucha provincia, el pueblo de Torrejón del Rey acaba de respaldar en referéndum que el Ayuntamiento, de izquierdas, siga financiado los festejos taurinos. Es a esa Alcalá a la que teme enfadar Rodríguez Palacios, mientras su socio de gobierno sabe que ahí no obtiene ni un voto.

Somos Alcalá quiere una consulta sobre los toros y el PSOE se tapa las orejas, mientras pasan los meses, se acercan las ferias y la decisión se cierne poco a poco sobre el gobierno. La providencia definitiva está en manos de los socialistas, que dominan la Junta de Gobierno, un poder que se dejó sentir recientemente ante el adelanto de las subvenciones a las cofradías complutenses.

He aquí otro ejemplo de características similares, con Somos encantado de defender la igualdad de trato para todos los colectivos, como suscribiría cualquier progresista de manual, y el PSOE encadenado a su otra identidad… Esa que le susurra al oído que no supone ningún problema adelantar el pago a agrupaciones religiosas y no al resto de asociaciones. Estos conflictos se seguirán produciendo. En principio, no deberían suponer ningún problema para la estabilidad del Ejecutivo, pero conviene que nos acostumbremos a bucear en un millón de matices ante los asuntos de aroma polémico.

(*) Emilio Sánchez es periodista de Ser Henares

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia:


LO MÁS VISTO