Patxi López: "Voy a llegar hasta el final y vamos a ganar"
la Luna de Alcalá: 24 horas de información multimedia

Patxi López: “Voy a llegar hasta el final y vamos a ganar”

Patxi López: “Voy a llegar hasta el final y vamos a ganar”

Por Óscar Sáez / @oscarsaez

Patxi López se quiere alejar de bandos, de enfrentamientos y de conflictos. Sabe que si el PSOE quiere volver a gobernar este país debe hacerlo unido y sin fisuras. En esta entrevista concedida a La Luna de Alcalá habla de las primarias, de Pedro Sánchez, de Susana Díaz, de Podemos y de Rajoy, del País Vasco y, también, de Alcalá.

– ¿Por qué debe ganar Patxi López las primarias?

– Porque me veo capacitado para liderar el proyecto socialdemócrata exigente, moderno, autónomo y mayoritario que es el que creo el PSOE debe ofrecer hoy a la sociedad española. Un proyecto propio. Que no se defina ni por se rehén del PP, ni por estar acomplejado ante Podemos.

Hemos pasado una mala época. El Comité Federal del 1 de octubre pasado va a quedar en la memoria colectiva de nuestra militancia como el recuerdo de lo que nunca más se debe repetir. Y la solución no puede ser más enfrentamiento. Tenemos que cerrar heridas. Unir al Partido, para poder después unir al conjunto de la sociedad española e impulsar las reformas que necesita este país. Es necesario mirar al futuro y la militancia tiene que decidir quién es el candidato con más capacidades y más credibilidad para unir el Partido. Por eso digo que mi candidatura es la candidatura de la unidad.

Mi candidatura es la candidatura de la unidad

– ¿Se siente en medio de una guerra cruzada?

– Sí. Y me preocupa el tono que está cogiendo esta campaña, especialmente en las redes sociales, donde las formas están siendo muy alejadas del debate respetuoso y sosegado que nos merecemos. La crispación está alcanzando unos niveles que yo no había visto en mucho tiempo y que nos deben llevar a la reflexión. No podemos enfrentar a unos militantes contra otros. Nos estamos jugando el ser del Partido. Esta no es una batalla por el liderazgo del PSOE. Esta es una batalla por el futuro del PSOE. Y tan importante como qué Secretario General elegimos el 21 de mayo es qué hacemos con el Partido a partir del 22.

– Usted respaldó a Pedro Sánchez con el ‘No es no’. Para el militante que dude ¿qué matiz diferencia su candidatura de la de Sánchez?

– El modelo de partido que yo defiendo (con participación activa de la militancia en el día a día de la organización, junto a las direcciones colegiadas que deben dar cuenta de sus gestión) es bastante diferente de la de Pedro que parece querer instaurar un modelo cuasi-asambleario. Y mire, como ejemplo (aunque espero tener la oportunidad de debatirlo directamente tanto con Pedro como con Susana), a mí nunca se me ocurriría defender la Renta Básica Universal o el impuesto negativo para los sueldos bajos. Curiosamente, son posiciones defendidas en la última reunión de Davos por los ultraliberales. Financiar con impuestos públicos los sueldos miserables es financiar con dinero público los beneficios de las empresas.

Yo defiendo un modelo económico y laboral diferente. Defiendo mejorar la competitividad de nuestras empresas mejorando la innovación y la tecnología. Mejorando la organización interna de acuerdo con los sindicatos. Y siempre defenderé que el primer peldaño del reparto de la riqueza colectiva son los salarios dignos.

Pero vuelvo al principio: el principal problema del PSOE hoy es la división interna que nos está matando. A mí me parece que es muy difícil que dos personas que han liderado el enfrentamiento en el pasado puedan liderar la unidad del Partido.

Pedro (Sánchez) parece querer instaurar un modelo cuasi-asambleario

– ¿Cómo ha llegado hasta esta situación el PSOE?

– Pues, seguramente, por un cúmulo de errores propios y obstáculos ajenos. La verdad es que ha sido la tormenta perfecta. La mayor crisis del último siglo nos cogió al frente del Gobierno de España y nos obligó a adoptar medidas difíciles, que no siempre fueron las más acertadas. Pero a ello se añaden otra serie de factores que no son exclusivos del socialismo español, sino del conjunto de la socialdemocracia europea, que no ha sabido plantear una alternativa solvente a treinta años de avance neoliberal desalmado. No hay más que ver cómo está el Partido Socialista francés, sumido también en una profunda crisis. Han cambiado las reglas de juego. Y la socialdemocracia tiene que repensarse para seguir siendo esperanza de igualdad y progreso en este complejo siglo XXI en el que el individualismo, la intolerancia y el capitalismo más salvaje están dominando todos los aspectos de nuestra vida. Para seguir siendo la promesa de un futuro más justo para millones de personas que se están viendo apartadas del bienestar colectivo.

La socialdemocracia tiene que repensarse para seguir siendo esperanza de igualdad y progreso en este complejo siglo XXI

– ¿Qué es hoy el PSOE?

– El partido de las grandes transformaciones y de la ampliación de derechos en España. El Partido que construyó los servicios públicos, modernizó la economía e introdujo a España en Europa. El partido que se lo jugó todo por acabar con el terrorismo y conquistó la libertad en este país. El PSOE ha sido el partido que más ha hecho por la igualdad y la libertad de los españoles. Y el que en el futuro más puede hacer. Porque sin un PSOE fuerte, mucha gente se va a quedar sin voz en las instituciones. Sin un PSOE reorganizado y con un horizonte de país definido, muchos ciudadanos se van a quedar huérfanos de representación. No podemos permitirlo. Se lo debemos a los 5,5 millones de personas que nos votaron en las últimas generales, pero, sobre todo, al conjunto de españoles. Porque sin un PSOE fuerte y unido, la derecha va a campar a sus anchas en este país.

– Para poner un poco de paz, dígame algo positivo de Susana Díaz y algo positivo de Pedro Sánchez.

– De Susana, su compromiso de Partido, mamado desde pequeña. De Pedro, su tesón para seguir adelante ante cualquier contratiempo.

– ¿Por qué el PSOE tiene cada vez menos apoyos en Euskadi y Cataluña: hora tiene mensaje adaptada a la nueva realidad o el que tienen no cala?

– Es sabido que en momentos de tensión política (como los que vivimos hoy en Cataluña, debido al desafío independentista), los extremos crecen, en detrimento de las opciones moderadas y de consenso.
Pero estoy convencido de que es algo coyuntural. En Euskadi, por ejemplo, los Socialistas gobernamos en solitario hasta hace cinco años, en una legislatura que fue histórica, no sólo por lo que significó acabar con treinta años de hegemonía nacionalista, sino porque conseguimos derrotar a ETA. Y hoy estamos de nuevo en un Gobierno de coalición con el PNV, que no sólo está impulsando políticas sociales y de impulso a la economía productiva, sino controlando a los nacionalistas para que Euskadi no siga la misma senda soberanista de Cataluña. Y la gente lo va a saber valorar. Estoy convencido.

Somos la centralidad política del país. El Partido que más se parece a España, en su pluralidad y diversidad. Y nadie nos va a arrebatar nunca esa condición.

¿Algo bueno? De Susana, su compromiso de Partido, mamado desde pequeña. De Pedro, su tesón para seguir adelante ante cualquier contratiempo

– ¿Es Otegui un hombre de paz?

– Es una persona que se ha esforzado por cortar el cordón umbilical que unía a la izquierda abertzale con ETA y asumir las vías democráticas. Pero también que durante muchos años fue el vocero de los terroristas en las instituciones. Celebro su evolución, pero por desgracia para muchas víctimas, llega demasiado tarde.

Celebro la evolución de Otegui, pero por desgracia para muchas víctimas, llega demasiado tarde

– ¿Si gana presentará una moción de censura a Rajoy?

– Para presentar una moción de censura hace falta una mayoría absoluta que apoye un candidato alternativo a la presidencia del Gobierno. Hace un año tuvimos la oportunidad de sacar a Rajoy del Gobierno, no con una moción de censura (que siempre es una medida más transitoria), sino con una sesión de investidura y sobre un programa de Gobierno definido y negociado. Y fue Podemos el que lo impidió (principalmente, porque se veía con opciones de superar al PSOE en una segunda vuelta). El objetivo ahora no debe ser impulsar mociones a cualquier precio, sino plantear una alternativa de Gobierno seria y transformadora. Y eso me voy a dedicar yo desde el primer día.

Podemos impidió sacar a Rajoy del Gobierno hace un año

– ¿Cree que se puede llegar a acuerdos con un Pablo Iglesias que pone a Felipe González en el Tramabús?

– Desde luego es significativo que después de tres años de presencia institucional, siendo la tercera fuerza de la oposición, y gobernando instituciones no menores, la única iniciativa destacada de Podemos en materia de corrupción, sea copiar las técnicas propagandistas de Hazte Oír. Siempre hemos tenido claro que el verdadero objetivo de Podemos, antes que desalojar al PP del Gobierno y cambiar las políticas de este país, era superar al PSOE. Lo demostró en la sesión de investidura de marzo del año pasado, impidiendo que Pedro Sánchez fuera presidente y lo vuelve a demostrar ahora con esta campaña en la que junta churras con merinas, políticos y periodistas, condenados, con personas que no han sido acusadas de nada. Y lo digo como lo siento: me parece indecente que se mezcle a Felipe González con gente como Bárcenas, Blesa o Díaz Ferrán (condenada por delitos de corrupción). Mire, Pablo Iglesias podrá opinar lo que quiera de Felipe González, pero desde luego ha hecho muchísimo más por la modernización y la ampliación de derechos en este país que el líder de Podemos.

– ¿Llegará su candidatura hasta el final?

– Que nadie lo dude. Voy a ir hasta el final y vamos a ganar. Cada día tengo más apoyos. Lo estoy viendo en cada agrupación que visito, en cada acto en el que participo.

– ¿Con quién tiene más afinidad en caso de que tenga que pactar: con Susana o con Pedro?

– Esto no va de afinidades personales. Esto va de qué Partido Socialista construimos a partir del 22 de mayo.
Y yo, desde luego, no me presento para hacerme fuerte con una parte del Partido y pelear contra el resto del Partido. Eso se tiene que terminar. Llevamos dos Congresos sin unidad. Esta vez no podemos tener un Congreso para montar clanes y grupos enfrentados a la dirección, sino para integrar al conjunto de la militancia socialista.

Alcalá tiene un patrimonio inmenso todavía por descubrir para la mayoría de los españoles

– Y una local. Ha venido en numerosas ocasiones a Alcalá de Henares. ¿Qué ciudad ve desde fuera un político como usted?

– Una referencia cultural, la cuna de Cervantes, el más grande escritor de nuestra lengua, y una ciudad con un inmenso patrimonio todavía por descubrir para la mayoría de los españoles. Me fascinó la primera vez que vine, y me sigue sorprendiendo en cada nueva visita. Y no me olvido de Manuel Azaña, otro alcalaíno ilustre que es referencia en la historia de la democracia y la libertad en nuestro país. Alcalá es, por todas sus esquinas, cultura e historia de España.

 

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia:


LO MÁS VISTO

¿Te sumas?

Banner-AFA-alcala300x250_v3
Publicidad
lalunabanner1
pre-alerta-media-pagina-agua
Banner-Cisneros-210x210
paradores
alcala-inmobiliaria-logo
serhenares
banner-canal-la-luna-de-alcala-tv

Opiniones

MÁS OPINIONES

La Luna Radio

banner-lalunadealcala-radio-vertical