Pactos y otros juegos / Por Olga García
la Luna de Alcalá: 24 horas de información multimedia

Pactos y otros juegos / Por Olga García

Pactos y otros juegos / Por Olga García

Por Olga Garcia (*) 

Intentando no ver este asunto de los pactos como algo puramente matemático, porque desde ese punto de vista es prácticamente imposible, deberíamos sopesar lo que en realidad quiere cada grupo político.

El PSOE juega a jugar con C’s y uno se pregunta dónde quedará en ese pacto el Contrato Único o la Sanidad Universal. Y por otro lado juega a jugar con Podemos a que si no se abstienen para conseguir la investidura de Sánchez son igualitos que el PP. Así que Podemos son los malos de su película.

El PP juega a que Podemos es el diablo y C’s el perfecto aliado, mientras que el PSOE se ha puesto ahí en medio para fastidiarles el plan y que serán los culpables de llevar al país a unas nuevas elecciones si no apoyan la investidura de Rajoy, que por otro lado ya declinó en su momento. En esta otra película el PSOE es el malo. Creo personalmente que el Sr. Rajoy debería decidir de una vez si quiere o no quiere intentar la investidura, porque eso de que al rey le dijera que no y a los periodistas que sí nos tiene a todos un tanto desazonados.

C’s juega a ser imprescindible en una partida y en la otra sin darse cuenta de que el número de diputados que tiene le hace prescindible en cualquier tablero del juego, si bien otra cosa muy distinta es que, sin pensar en las matemáticas, el PSOE les necesite. ¿Y por qué? Pues creo que les necesitan porque el Comité Federal ha prohibido a Sánchez pactar con Podemos y la única baza con la que cuenta es ésta. Un arreglo con C’s, ya veremos cómo, y una propuesta a Podemos para su abstención. Y si no lo consigue pues su futuro político es mucho más que negro, porque no nos olvidemos de las reacciones de los barones que prefieren un pacto con el PP de la corrupción que con el Podemos de “bolcheviques, bolivarianos y desarrapados”.

Podemos juega a que sus 69 escaños son imprescindibles de una u otra forma y se lanza a hacer propuestas con más o menos, quizás menos, tino. Quiere un pacto de izquierdas y está dispuesto a pactar con IU, pero necesita alejarse de C’s porque sus programas son como agua y aceite. Y sus relaciones con el PSOE no pasan por su mejor momento.

IU intenta ser el cemento que aglutine todo este puzzle, pero los números tampoco les cuadran.

Y al final una, que es malpensada por naturaleza, se plantea que quizás el PP dijo no cuando quería decir sí porque Rajoy se está jugando el cuello entre la corrupción y la pérdida de la presidencia, que el PSOE dijo sí cuando quería decir no porque si Sánchez no es investido presidente tiene las horas políticas contadas, que Podemos tiene mucha prisa y que IU tiene demasiada paciencia.

Y desde aquí, desde el municipalismo cercano, en el que pasamos horas y horas de pacto hasta llegar a un acuerdo programático de 433 puntos, negociados uno a uno, ajustando contenidos sin que ninguno de los tres partidos tuviera que renunciar a sus principios, no entendemos que los “profesionales” de la política no sean capaces de hacerlo.

Y volvemos a los malos pensamientos y concluimos que lo mismo no es que no puedan, sino que no quieren.

(*) Olga García es la primera Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Alcalá de Henares

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia:


LO MÁS VISTO