Pactos: Gana el que se quede en medio / Por Emilio Sánchez
la Luna de Alcalá: 24 horas de información multimedia

Pactos: Gana el que se quede en medio / Por Emilio Sánchez

Pactos: Gana el que se quede en medio / Por Emilio Sánchez

Por Emilio Sánchez (*)

Que nadie piense que el debate de investidura de esta semana pondrá el broche a los funestos pactos. Ya nos gustaría. La obra de teatro que nos están brindando los políticos está compuesta por unas cuantas escenas más. Los coprotagonistas, PP y Podemos, se escandalizan ante el morreo entre el príncipe y la princesa, PSOE y Ciudadanos. Pero bueno, piensen en las cantidad de líneas rojas inventadas desde el 20 de diciembre y que se han diluido como si nada. ¿Por qué no podría cambiar ahora el planteamiento de azules y morados?

En este escenario, sin mayorías a la derecha o a la izquierda, hay una certeza innegable: Gana el que se quede en medio. A la izquierda del todo está Izquierda Unida, al ladito de Podemos. Camino del centro nos encontramos al PSOE, mientras Ciudadanos inaugura la vía hacia la derecha, culminada por el Partido Popular. Todos los partidos intentan que sus socios se encuentren en sus costados, un elemento fundamental para que el relato que defenderán durante los próximos años resulte coherente.

pedrosanchez7

Sobre las tablas, con los focos apuntándole, se encuentra Pedro Sánchez. Es el candidato designado por el magnánimo monarca, lo que le concede la iniciativa política. La posición cómoda para los socialistas está entre Ciudadanos y Podemos, con los números a favor y los programas en contra. Si el PSOE pactase con Garzón e Iglesias, como proponen ellos, es el primo de Hugo Chávez a los ojos de Rajoy. Si se aliase con PP y Ciudadanos, como quiere el de Pontevedra, compararle con Margaret Thatcher sería quedarse corto en el relato de Iglesias. Con la misma lógica, Rivera busca el apoyo de Rajoy a Sánchez para, como no podía ser de otra forma, quedarse en medio.

Como candidato, Sánchez es el que tiene más fácil echar el ancla entre otros dos partidos. Ya se ha asegurado el costado derecho con Ciudadanos, que asume el riesgo de perder a millones de desencantados del PP en unas hipotéticas futuras elecciones. Tan solo por eso, dando por supuesta la inteligencia de Rivera, cuesta imaginar que nos dirijamos hacia otros comicios. Le falta conseguir el ala izquierda, la de Podemos. Y resulta especialmente llamativo cómo el pacto deja ‘agujeritos’ de izquierda tan fáciles de completar, como una subida real del salario mínimo, un tanto que se podría apuntar el próximo socio, quizá, Podemos.

En definitiva, que nadie dé por hecho el rechazo. El fantasma de las elecciones asusta a todos. En los próximos días, sabremos si Sánchez consigue el mejor trono, el de en medio. En Alcalá, el PSOE no está ahí. Pero las cuentas de izquierda salían. No es el caso en el Congreso, cuyos leones parecen ronronear mientras observan a Sánchez y afilan las zarpas ante el aroma de Rajoy.

(*) Emilio Sánchez es periodista de Ser Henares

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia:


LO MÁS VISTO