Muerte al voyeur * / Por Anabel Poveda - Noticias de Alcalá de Henares e información multimedia 24 horas al día
la Luna de Alcalá: 24 horas de información multimedia

Muerte al voyeur * / Por Anabel Poveda

Muerte al voyeur * / Por Anabel Poveda

* Voyeur: Persona que espía o mira a escondidas a otras personas en situaciones eróticas para excitarse sexualmente.

Que conste que mi definición de voyeur (mirón de toda la vida) difiere un poco de la RAE porque no implica ninguna connotación sexual. Digamos que desarrollaré en este post lo que yo denomino voyeur tecnológico o voyeur 2.0.

LO CONFIESO: Me gustan las redes sociales… uso muchísimo Facebook, Instagram, Twitter me es indiferente, pero me confieso activa, algunos puede que puntualicen activa no mona, cansina, y lo asumo.

Me divierte mucho, tanto compartir mis cosas con mis contactos como leer lo que ellos cuelgan… no me entran ganas de matar cuando veo fotos de viajes de ensueño, ni de parejas que se aman y lo proclaman a los cuatro vientos… al revés, me hace sonreír y me inspira a pensar que tal vez algún día sea yo la que visite esos lugares paradisiacos bien acompañada. Comento cuando puedo, le doy a me gusta, me encanta, me divierte y lo que se tercie porque creo firmemente que para eso están, para participar e interactuar. Tal vez sea egocéntrica, exhibicionista y tenga pánico al vacío y a la soledad, pero ni siento invadida mi intimidad ni vendo una vida de cuento… intento ser positiva y despertar una sonrisa, sin más pretensiones.

Lo que yo digo es que, si no te gustan las redes, si odias que la gente comparta su vida, si te duele el dedo de eliminar nombres de tu timeline… CIERRA EL CHIRINGO Y VETE.

Nadie nos obliga a estar ni a compartir información y si te apuntas asume que estás un poquito más expuesto y deja de colgar textos con leyes inexistentes que supuestamente van a proteger tus fotos y tus publicaciones de los Piratas del Caribe.

De un tiempo a esta parte me chamuscan los mirones profesionales… Esa gente que odia las redes sociales y no colgaría jamás nada personal en ellas, pero curiosamente tiene cuentas abiertas en todas. Y yo me pregunto ¿Para qué? ¡¡Pues está claro!! Para espiar. Sí, para mirar todo lo que tú cuelgas, aunque no lo reconozcan y les delate algún comentario que evidencia que están más al día de tu vida que tu propia madre.

Este mundo de mirones me ha hecho elaborar una escala de fanatismo:

2spia

1- En el nivel uno están los que miran por mirar, no comentan, ni comparten, pero resultan inofensivos.

2- Este grado es un poco más serio y engloba personas que se abren varios perfiles (conozco el caso de uno que se hizo seis en Facebook para ganar puntos en un juego).

3hormigas blancas

3- “Hormigas blancas” consiste en buscar las artimañas necesarias para encontrar información sensible de alguna persona, casi siempre EX parejas, ya sea metiéndose en su perfil quinientas veces o en el de sus allegados, rastreando pruebas, comentarios, pistas o fotos que puedan arrojar datos de su nueva y exitosa vida sin ti. Los hay que son más obvios y en lugar de eliminar a sus ex, se dedican a darle me gusta a todo lo que publican para estar al tanto en tiempo real de lo que comen.

4- Antipáticos, aquí están los que han tenido contigo cualquier tipo de relación que, por lo que sea, el tiempo ha limitado a seguiros en redes sociales. Le dan me gusta a tus cosas, se estudian tus fotos, pero luego les mandas un WhatsApp para preguntarles cómo están y no se molestan en contestarte.

4EDES

5- Nivel preocupante. Esto es verídico, lo más grave que me he encontrado es una persona que le pidió prestado un perfil falso a un amigo para espiar y mirar en Facebook sin dejar ningún rastro de su identidad… realmente me planteo si están enfermos los que cuelgan hasta su ritmo intestinal o los que lo leen parapetados en un nombre y una foto de mentirijilla.

Pues eso, que como dicen en las manifestaciones… “No nos mires, únete”.

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia:


LO MÁS VISTO