Loeches, la basura y el mal olor por la falta de tiempo
la Luna de Alcalá: 24 horas de información multimedia

Loeches, la basura y el mal olor por la falta de tiempo

Loeches, la basura y el mal olor por la falta de tiempo

En 2018 el actual vertedero de Alcalá, ese ‘horror’ medioambiental al aire libre junto a un Parque Natural que la ciudad ha sufrido durante tres décadas, estará totalmente colmatado. ¿Dónde tiraremos la basura los alcalaínos a partir de entonces? Una planta de reciclaje en Loeches es la alternativa acordada hasta el momento, pero las críticas están haciendo que el proyecto no termine de concretarse.

“Estoy convencido de que habrá un acuerdo. Lo importante no es el sitio ni la inversión, sino el modelo”, afirmó el consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, Jaime González Taboada, en su visita a Alcalá para inaugurar el Parque Camarmilla.

“Estoy convencido de que habrá un acuerdo. Lo importante no es el sitio ni la inversión, sino el modelo”, dijo Taboada

El ‘ministro’ de Cristina Cifuentes aseguró que “en breve plazo, estará en marcha el proyecto”, aunque no quiso confirmar si habrá cambios en la ubicación prevista. “Va a ser un trabajo conjunto entre los ayuntamientos y la Comunidad”, zanjó sobre un proyecto que “no tiene perjuicios”. “Beneficios, muchos”, concluyó.

Ante la posibilidad de cambiar la ubicación del nuevo vertedero, el alcalde de Alcalá y presidente de la Mancomunidad del Este, Javier Rodríguez, afirmó que “no queda tiempo para plantear nuevas alternativas, quedan dos años”. El alcalde aseguró que los trámites burocráticos, como la declaración de impacto ambiental, no permitirían cambiar a estas alturas la ubicación. “Que haya ayuntamientos interesados en acoger ahora la planta de residuos habla de que es un proyecto positivo y que, además, genera empleo”, añadió.

“No queda tiempo para plantear nuevas alternativas, quedan dos años”, aseguró Javier Rodríguez

De este modo, el presidente de la Mancomunidad del Este aseguró que primero la Comunidad de Madrid tiene que certificar que la ubicación de Loeches cumple todos los requisitos urbanísticos y medioambientales, para luego en la asamblea de la Mancomunidad, “debatir democráticamente” la decisión definitiva.

Pero huele a que será Loeches. O no será. Y entonces, la cosa olerá peor.

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia:


LO MÁS VISTO