¿Les importamos a los profesionales de la política? / Por José Luis Cuesta
la Luna de Alcalá: 24 horas de información multimedia

¿Les importamos a los profesionales de la política? / Por José Luis Cuesta

¿Les importamos a los profesionales de la política? / Por José Luis Cuesta

Por José Luis Cuesta (*)

Ya no hay vuelta atrás. El 26 de junio habrá nuevas elecciones. ¿Y por qué?. Porque durante cuatro meses nuestros sesudos profesionales de la política no han sido capaces de ponerse de acuerdo, a pesar de las múltiples reuniones bilaterales, multilaterales, privadas, públicas, grabadas, sin grabar, diurnas, nocturnas, en despachos o en restaurantes.

Durante cuatro meses nos han informado, vía medios de comunicación, de sus propuestas, contra propuestas, pactos, contra pactos, dimes y diretes. Pero la realidad es que los profesionales de la política (de derechas, de izquierdas, de centro, de arriba y de abajo) no han sido capaces de acordar para sacar al país en general, y a los más necesitados en particular, de esta crítica situación. Esto es lo que les importamos.

¿Qué va a suceder hasta el 26 de junio? Algunas cosas son difícil de adivinar, pero otras no.
Entre las fáciles de adivinar están:

– Que los 266 senadores y senadoras y 350 diputados y diputadas incapaces de haber acordado nada seguirán cobrando su sueldecillo y disfrutando de sus prebendas (alquileres, tablet y móvil).

– Que los y las incapaces de haber acordado nada nos volverán a hacer propuestas (supuestamente las mismas) y la ciudadanía, que tanto les importamos, tendremos que rascarnos el bolsillo para sacar, no sé de dónde, otros 150 milloncetes de euros, ¡ahí es na!

– Que parte de esos y esas incapaces intentarán alianzas o absorciones, para demostrar más músculo labial, sin que eso importe realmente a la mayoría de la ciudadanía.

Entre las difíciles de adivinar, bien podría suceder que alguno de los actuales actores políticos pasen a un segundo o tercer plano, incluso desaparezcan de la escena pública, para su desgracia y regocijo de sus allegados.

¿Y esto realmente le importa a la ciudadanía? A mi desde luego, me importa más bien poco.

Lo que realmente me importa es que los profesionales de la política sirvan a la ciudadanía, y no se sirvan de ella.

Lo que realmente me importa es que saquen al país en general, y a los más necesitados en particular, de esta crítica situación.

Y si no son capaces de hacerlo, de forma rápida y urgente, dejen paso a quienes lo puedan hacer. Importante es el pueblo, no ustedes señorías.

(*) José Luis Cuesta. Pequeño empresario

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia:


LO MÁS VISTO