Lágrimas tras conquistar Jerusalén - Noticias de Alcalá de Henares e información multimedia 24 horas al día
la Luna de Alcalá: 24 horas de información multimedia

Lágrimas tras conquistar Jerusalén

Lágrimas tras conquistar Jerusalén

Juan Sanz y Miguel Ángel Coso recibieron el Premio Fuente de Castalia de Clásicos 2016 en el Teatro Cervantes

Y tras conquistar Jerusalén, muchos echaron a llorar. Es lo que que cuentan las leyendas de aquellos soldados de las Cruzadas. Bien fueran árabes o cristianos, todos luchaban por conquistar la Ciudad Santa y, al hacerlo una y otra vez, la emoción les embargaba. Algo así les ocurría anoche a Juan Sanz Ballesteros y Miguel Angel Coso Marín, directores de escena, escenógrafos e investigadores teatrales que, por fin, tras años de intento de asalto a las murallas de Alcalá, conseguían derribarlas. 

Lo hacían a lo grande, recibiendo el Premio Fuente de Castilla 2016, un galardón que premia a aquellas personas o instituciones que a lo largo de su trayectoria hayan ejercido su talento y su trabajo para propiciar el deleite de otros. Un simple gracias a todos, y poco más. La emoción se apoderó de ellos al recibir el premio sobre las tablas del Teatro Cervantes de manos del alcalde de Alcalá, Javier Rodríguez Palacios.

Lo hacían, ante el reconocimiento del público alcalaíno pero también de los propios actores quienes, tras acabar la representación de “La Conquista de Jerusalén ” (obra atribuida a Cervantes), no dudaron en dejar su protagonismo a aquellos que nunca suelen estar frente al público. Nombres como Kiti Manver, Juan Díaz o Marta Megías, dieron un pasito para atrás para ceder el protagonismo a Coso y Sanz.

Diseñadores de espacios escénicos, museos, exposiciones,  vestuario, iluminación, utilería y máscaras para espectáculos, su último trabajo refleja toda esa trayectoria. “La Conquista de Jerusalén”, dirigida por el propio Sanz y con la escenografía de Coso, presenta un magistral vestuario, escenografía y juego de luces que nos  traslada a la perfección a las murallas medievales donde combatían Saladino y Ricardo Corazón de León. Una sobria representación en la que se mezclan ocho actores y cinco músicos para recuperar una comedia descubierta hacia el año 1990 en la Biblioteca del Palacio Real de Madrid por el hispanista Stefano Arata.

Eso es lo que también saben hacer a la perfección Coso y Sanz, recuperar joyas perdidas. Es a ellos a los que Alcalá les debía un reconocimiento tras descubrir y recuperar entre 1981 y 2003 el viejo corral de comedias de la Plaza de Cervantes (Corral de Zapateros de 1601). En total, han firmado más de medio centenar de montajes teatrales y una serie de proyectos museográficos entre los que se cuentan el Museo Casa de Dulcinea en el Toboso, la Casa Museo natal de Miguel de Cervantes de Alcalá y varios montajes del Belén Napolitano de Patrimonio Nacional en el Palacio Real de Madrid.

Juan Sanz y Miguel Ángel Coso. Foto: Jero Morales

Juan Sanz y Miguel Ángel Coso. Foto: Jero Morales

Sus investigaciones han sido publicadas en la serie C de Tamesis Books, declarada de interés científico y cultural por la British Academy y la Union Académique Internationale. Considerados expertos en escenografía y arquitectura teatral del Siglo de Oro por lo que han impartido cursos, talleres, seminarios y ponencias en destacadas universidades de todo el mundo. Entre su premios, el reconocimiento a su excelente escenografía reconocida el pasado año por el Festival de Mérida. Anoche, por fin, tras conquistar Jerusalén, conquistaron Alcalá.
Informa: Raúl Pacheco

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia:


LO MÁS VISTO