José Carlos Díez: "Tenemos un gran déficit de vida inteligente en el gobierno"
la Luna de Alcalá: 24 horas de información multimedia

José Carlos Díez: “Necesitamos más empresarios pata negra y no hace falta que sean de Alcalá””

José Carlos Díez: “Necesitamos más empresarios pata negra y no hace falta que sean de Alcalá””

Entrevista al televisivo economista José Carlos Díez / Por Óscar Sáez

José Carlos Díez es probablemente uno de los rostros más conocidos de la televisión cuando se habla de economía. Tiene una virtud: hace entendible los números, ya estén rojos o se hable de brotes verdes. Pero el panorama sigue negro. Escribió ‘Hay vida después de la crisis’, aunque parece una cuestión de fe. Ahora tiene en las librerias ‘La economía no da la felicidad, pero ayuda a conseguirla’. A nosotros nos ha dado mucha felicidad poder entrevistarle.

– Escribió el libro ‘Hay vida después de la crisis’, ¿seguro? Llevamos 8 años y no parece que vaya a acabar.

En el libro pedía un programa de compras de deuda del BCE, depreciar el euro y un plan europeo de inversiones. Se ha hecho y ha funcionado. Pero también explicaba que las crisis de deuda son de digestión lenta y aún no hemos salido de la crisis.

– La palabra crisis era y sigue siendo un tabú. ¿Ha sufrido usted la desaceleración de los 40?

Jeje. Tengo mucha más energía con 40 que con 25.

– ¿Qué déficit tiene la economía española?

Tenemos un gran déficit de vida inteligente en el gobierno. Una crisis de deuda necesita un líder estilo Alejandro Magno y Rajoy es el peor presidente que nos podía tocar. Y seguimos teniendo déficit de empresarios pata negra, competitivos, globales, innovadores y que creen empleo de calidad.

– Y además de sol y playa, ¿de qué tenemos superávit?

Los españoles tenemos superávit de talento y sentido común. Pero seguimos teniendo complejos de inferioridad y la autoflagelación es el deporte nacional. Los jóvenes ya no tienen esos complejos pero por desgracia no tienen trabajo ni buenas oportunidades. Necesitamos cambiar esto cuanto antes, tenemos potencial para ser un país ganador en la globalización y en la revolución tecnológica.

– ¿La luz al final del túnel es la recuperación, un tren de mercancías que se nos viene de frente o la muerte?

En economía no hay muerte. España es una economía dopada con tipos al 0%, con hipotecas al 1% y con el BCE financiando el déficit público con compras directas de deuda. Conviene ser prudentes y no ponerte en medio de la vía por si la luz es otro tren.

– ¿Qué tal con la prima de riesgo?, ¿ya se habla con el resto de la familia o sigue marginada?

Gracias al BCE hemos dejado de hablar de ella. Cuando un economista como yo sale en los telediarios hablando de la prima, como pasó en el rescate de 2012, tenemos un problema

– La pregunta que nunca le han hecho: ¿Si fuera ministro de Economía cuál es la primera medida que adoptaría?

Haría un plan de lucha contra la pobreza para reincorporar a los parados de larga duración al empleo y para aliviar la deuda de familias y frenar los desahucios.


– ‘La economía no de la felicidad, pero ayuda a conseguirla’ es otro de sus libros. Decía Woody Allen que no daba la felicidad, pero que da una sensación tan parecida que se necesita a un especialista para verificarla ¿Se ha encontrado ya a ese especialista?

Sí, mi especialista es mi tarjeta de crédito.

Al Alcalde le diría: Javier piensa en clave Glocal. Necesitamos cumplir nuestros sueños imposibles

– Los periodistas nos llevamos lo nuestro, pero los economistas tampoco salen bien parados. Dicen que de ustedes que son expertos en saber mañana por qué lo que dijeron ayer que iba a suceder hoy no ha sucedido. ¿Acierta más un economista o un adivino?

Cuando haces previsiones sólo sabes que te vas a equivocar. Pero ningún marino llega a puerto si no sabe adonde se dirige. Las previsiones son un mal necesario. Pero aún no he conocido a nadie que hable del futuro sin equivocarse sistemáticamente.

– ¿Cuáles son las manzanas del pecado en los paraísos fiscales?

No pagar impuestos es una tentación mayor que los cantos de sirenas que sufrió Ulises. Pero sin impuestos seguiríamos siendo pastores en una economía de trueque. La cuestión, como explico en el libro, es encontrar el punto G de los impuestos para no acabar con la creación de riqueza y tener capacidad del estado para redistribuirla para contrarrestar la desigualdad que genera el capitalismo. El comunismo lo intentó pero fracasó, aunque algunos aún no se han enterado.

– Siempre ha sido muy crítico con el programa económico de Podemos. ¿Qué es más factible: aplicar el programa económico de Podemos o que a Wyoming le den un premio por cantar?

Podemos, como Syriza, vende un país de Nunca Jamás y generan falsas esperanzas a jóvenes y parados. Mi prioridad en mis libros es conseguir empleo y salarios dignos a jóvenes y parados pero con los pies en la tierra. Muchos pensamos que no se puede estar peor pero este año en Grecia hemos comprobado que cuando llegas al suelo puedes seguir escarbando. Wyoming for president.

– Estudió en Alcalá de Henares. Un 27% de paro, un fracaso escolar alto, el PIB por debajo de la media nacional, en pleno proceso de desindustrialización. ¿Algún consejo al alcalde?

En la próxima década se van a crear 1.000 millones de nuevos consumidores de clase media en el mundo y Alcalá es una de las ciudades más bonitas del mundo. Pero no lo saben y debemos contárselo. Además tenemos una excelente universidad, con excelentes investigadores, biotecnología, tecnología digital. Yo colaboro con Crambo Lab de Torrejón y acaba de conseguir capital y comercializar una patente con tecnología 100% española en EEUU y Latam. Necesitamos más empresarios pata negra y no hace falta que sean de Alcalá. Al Alcalde le diría: Javier piensa en clave Glocal y no seas un paleto como tus predecesores. Necesitamos cumplir nuestros sueños imposibles.

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia:


LO MÁS VISTO