Historias olímpicas: Demetrio Lozano, el alcalaíno que ganó tres medallas de bronce
la Luna de Alcalá: 24 horas de información multimedia

Historias olímpicas: Demetrio Lozano, el alcalaíno que ganó tres medallas en cuatro Juegos

Historias olímpicas: Demetrio Lozano, el alcalaíno que ganó tres medallas en cuatro Juegos

Este viernes comienzan los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Durante estos días os contaremos historias de las Olimpiadas relacionadas con Alcalá. Comenzamos con Demetrio Lozano, uno de los ocho mejores deportistas olímpicos españoles de la historia.

Pocos deportistas españoles pueden presumir de haber disputado cuatro juegos olímpicos y de haber logrado tres medallas. Sólo siete deportistas en la historia del deporte español, mejoran el palmarés del alcalaíno Demetrio Lozano: David Cal (piragüismo), Joan Llaneras (ciclismo en pista), Andrea Fuentes (natación sincronizada), Arantxa Sánchez Vicario (tenis), Gervasio Deferr, Conchita Martínez (tenis) y Herminio Menéndez (piragüismo). Una buena nómina de nombres en las que no están grandes como Pau Gasol, Rafa Nadal o Induráin.

Sus primeros Juegos Olímpicos fueron en Atlanta 96. “Espectaculares, como hacen todos los yankees”, recuerda Demetrio Lozano. “Tenía sólo 20 años, iba como tercer lateral izquierdo, pero se lesionó Masip y al final tuve más protagonismo. Jugaba sin presión, ese aspecto de la juventud de echarle ganas y carácter sin saber lo que te estás jugando”, evoca el alcalaíno que no olvidará el contacto con otros deportistas españoles como Induráin, Doreste, Sánchez Vicario o Martín Fiz y otros extranjeros, como Sotomayor, Carl Lewis. “Compartes villa olímpica, gimnasio y entrenamientos y ves cómo se cuidan, cómo se alimentan. Aprendes cómo se esfuerzan y su profesionalidad”, añade. Pese a toda la nómina de estrellas, uno de los deportistas que más sorprendió a Lozano fue Aleksandr Karelin, un luchador ruso que fue tres veces campeón olímpico. “Es el tío más grande que he visto en mi vida, no había perdido nunca y el tío era un cacho de pan”, detalla.

Además de la medalla de bronce conseguida en 1996 ate Francia, Lozano recuerda la jornada de inauguración. “Al día siguiente nos levantamos como si tuviéramos resaca, de toda la adrenalina al salir al estadio olímpico. El subidón fue tremendo, con Muhammad Ali encendiendo la antorcha…”.

Cuatro años después, en 2000 se celebraron los Juegos de Sydney, donde el balonmano español consiguió otra medalla de bronce, tras caer en semifinales ante Suecia y vencer en el tercer y cuarto puesto a Serbia. “Ese año lo habíamos ganado todo con el FC Barcelona. La ciudad australiana le marcó al ex jugador de Juventud Alcalá, FC Barcelona o Ademar León. “Tengo que volver, porque era espectacular. Se volcaron con los Juegos, fueron los más bonitos. Desayunabas en la bahía y luego ibas a los rascacielos o a Ópera”, afirma.

En Atenas 2004, España se quedó sin medalla. “Íbamos preparados para ganar”, pero no hubo suerte. Cayeron en cuartos de final con Alemania en los penaltis en una tanda espectacular por parte de los dos porteros. No obstante, el alcalaíno recuerda gratamente Atenas y el carácter simbólico de esos Juegos, que celebraban el centenario de esta competición.

Doce años después de lograr su primera medalla llegó Pekín 2008, donde Lozano consigue el tercer metal, también de bronce, lo que demuestra un nivel competitivo que sólo la tenista Conchita Martínez ha igualado en la historia del deporte español. España cae ante Islandia de un magistral Stefánsson en semifinales y logra el tercer puesto ante Croacia.

Lozano, que pondrá nombre al pabellón del Val, que podría contar con un espacio para fomentar el Olimpismo –quién mejor-, recuerda que todos los Juegos tienen un efecto positivo en las ciudades que los acogen, como demostró Barcelona 92. “Es el mayor acontecimiento de paz en el planeta”, afirma el complutense, que lamenta que la selección masculina no esté en Río, aunque estará muy pendiente de las Guerreras, que con su carisma hace que despierten muchos adeptos.

¿Lo mejor de ganar una medalla? “La mejor sensación es regresar a la Villa Olímpica con la medalla olímpica colgada del cuello. Hay miles de atletas, los mejores de sus países en sus diferentes disciplinas y tú eres uno de los elegidos que se llevan una de las pocas medallas”. En concreto, tres medallas de bronce para el deportista de oro de Alcalá.

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia:


LO MÁS VISTO