El PSOE debe una a Somos Alcalá
la Luna de Alcalá: 24 horas de información multimedia

El PSOE debe una a Somos Alcalá / Por Óscar Sáez

El PSOE debe una a Somos Alcalá / Por Óscar Sáez

Óscar Sáez (*)

El día en que comprendamos que un gestor no se mide por su sueldo, sino por su obra, seguiremos usando el salario de los políticos como arma arrojadiza. Un alcalde que no cobre un euro puede salir muy caro a una ciudad si su gestión es un desastre, mientras que un alcalde que gane 100.000 euros puede resultar barato si hace crecer social y económicamente a la ciudad. Si estamos de acuerdo en esto, estaremos de acuerdo en que el fondo del debate tiene más de postureo populista que de realidad.

En Alcalá llevamos más de 100 dias de Gobierno y los sueldos han sido uno de los temas más sobados en estos cuatro meses de una legislatura, que precisa de otros debates como el Plan General, acabar con el 27% de paro o mejorar las comunicaciones. Primero, los sueldos fueron condición para formar Gobierno entre Somos Alcalá y PSOE, y luego los sueldos enfrentaron a Gobierno y oposición por la desigualdad en la rebaja entre una bancada y otra.

En este contexto llegamos al pleno ordinario del mes de octubre. A nadie se le escapa que la jugada de Ciudadanos para que todos los concejales se bajaran el sueldo hasta los 36.600 euros, cifra que cobrarán por su código etico los ediles de Somos Alcalá, buscaba poner en un brete al Ejecutivo local, que días atrás descalificaron a la oposición por alzar la voz contra la rebaja salarial.

pleno
Como el PSOE rechazaba bajarse más el sueldo de lo pactado en el acuerdo de Gobierno, la moción ponía sobre todo en un aprieto a Somos Alcalá, que se jugaba un titular en la prensa nacional del estilo: “Somos Alcalá rechaza una bajada de sueldos en Alcalá”. Y el titular no mentiría.

Ciudadanos copió incluso la propuesta del programa de la Agrupación de Electores para sumar su apoyo y argumentó que el dinero sobrante de esta reducción salarial se destinaría a partidas sociales. La jugada, propiciada por el olfato que está demostrando Miguel Ángel Lezcano, era redonda. Pero Somos Alcalá se mostró fiel a los socialistas y votó en contra de la bajada propuesta por Ciudadanos. Veremos si los ciudadanos, los vecinos digo, lo entienden, pero lo que está claro es el PSOE debe una a Olga García y su formación, que ha demostrado su absoluta fidelidad al Gobierno que encabeza Javier Rodríguez.

(*) Óscar Sáez es periodista

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia:


LO MÁS VISTO