La RSD Alcalá vota por el cambio
la Luna de Alcalá: 24 horas de información multimedia

La RSD Alcalá vota por el cambio

La RSD Alcalá vota por el cambio

La RSD Alcalá cuaja un gran partido frente al Navalcarnero y consigue la victoria por 1-3

Por Saúl Quijada

Día de elecciones, ilusión, ideas renovadas, cambio y tres puntos. El Alcalá ha conseguido en Navalcarnero dos cosas esenciales que siempre buscan los políticos; la victoria y generar ilusión. Después del choque de este domingo podemos volver a decir que los de Fran Blasco ganan y convencen. La de hoy no era una jornada fácil porque en frente estaba el Navalcarnero, tercer clasificado del grupo VII de tercera división, y un equipo más que correoso en casa. Por su parte, los complutenses llegaban con el ritmo cambiado y con un ambiente raro tras el empate in extremis en casa.

Las ideas negativas se reforzaron desde que el árbitro pitó el inicio del partido. El Navalcarnero encerró al Alcalá atrás y parecía cuestión de minutos que llegase el gol. Llegó a los 21 minutos y lo hizo tras un error defensivo de Juancho y Juli Ferrer que aprovechó Adrián Mora para adelantar a los locales. Todo se ponía muy cuesta arriba para los de Fran Blasco que llegaban de forma muy estéril a la portería de Olmedo. Los hombres de Granero perdonaron y pagaron el peaje justo al borde del descanso cuando el árbitro señaló falta a favor del Alcalá a escasos metros del área. Mateo cogió el balón, lo giró, lo mimó, lo puso sobre el césped y lo mandó a la escuadra haciendo inútil la estirada del portero. Un golazo que congeló el Mariano González. 1-1 y tiempo de descanso.

En el vestuario, Fran Blasco alentó a sus jugadores para que fuesen a por la victoria y se dejasen el alma en cada balón dividido. La charla funcionó y el Alcalá carburó como una máquina perfecta durante los segundos cuarenta y cinco minutos. Todo funcionaba al mismo tiempo; la defensa adelantaba líneas y los delanteros presionaban la salida de balón. Quizá la clave estuvo en que el equipo se movió como un bloque, sin partirse ni desfigurarse. El segundo para los rojillos llevaría la firma de De la Cuerda que no perdonó tras recibir un pase medido de Sergio desde la banda. La sentencia se firmó en el 77 cuando De la Cuerda batió a Granero por segunda vez. El canterano rojillo se convirtió en el héroe inesperado porque entró en la primera mitad por la lesión de Molino. La cantera funciona, el Alcalá “B” está líder de su grupo, y da sus frutos. Los locales tuvieron acercamientos peligrosos en los últimos minutos pero los puntos finalmente viajaron hasta Alcalá de Henares.

El Alcalá cierra el año 2015 con una victoria importante y dando un golpe encima de la mesa. No se puede pasar por alto la temporada discreta y de dudas que lleva el equipo, pero hoy Fran Blasco y sus jugadores han ilusionado a la afición de nuevo. Ahora toca comerse el turrón y afrontar el cambio.

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia:


LO MÁS VISTO