Clásicos en Alcalá arranca con el estreno de Ricardo III
la Luna de Alcalá: 24 horas de información multimedia

Clásicos en Alcalá arranca con el estreno absoluto de Ricardo III

Clásicos en Alcalá arranca este jueves 9 de junio con el estreno Ricardo III, una obra dirigida por el alcalaíno Eduardo Vasco e interpretada por Arturo Querejeta, que harán doblete en este festival, ya que también volverán a traer a escena La Ruta del Quijote, de Azorín, que ya se pudo ver en Alcalá hace unas semanas.

Estos serán dos de los 65 espectáculos que durante estas tres semanas llegarán a la ciudad complutense, para convertirla en referencia del teatro clásico, la danza y la música. Y lo hace a lo grande, ya que Ricardo III, de William Shakespeare, es un estreno absoluto.

“Hemos elegido Ricardo III, porque nos permite narrar una historia sobre el poder y la ambición ciega, sobre nuestra confianza y la falta de escrúpulos, sobre los fines y los medios, y, en definitiva, porque no está tan lejos de nosotros”, afirma el director Eduardo Vasco.

“La consideración de Shakespeare como un autor para eruditos nos parece un despropósito cultural. El bardo inglés, como nuestros autores del Siglo de Oro, escriben teatro para contar historias a la gente sencilla, entretenerla, enriquecer su espíritu y, en ocasiones, producir una reflexión. Creemos que el teatro debe ser, sin perder sus calidades ni sus virtudes, accesible”, añade Vasco.

La obra ha sido representada por notables intérpretes de todas las nacionalidades desde 1633, y ha sido llevada al cine en varias ocasiones desde que Laurence Olivier interpretase su versión en 1955, aunque recientemente apareció una copia de una película rodada en 1912 y protagonizada por el actor Frederick Warde.

“Ricardo III nos muestra un panorama moral desolado, arrasado y estéril. Estamos convencidos de que Ricardo, el personaje, representa lo más abyecto de la producción Shakesperiana. ¿Hiperbólicas afirmaciones? Sí, por supuesto. La hipérbole es una actividad poética de primera clase”, afirma Yolanda Pallín, quien ha versionado esta obra de Shakespeare. “Está por encima del bien y del mal. Identifica el mal y lo desafía. Ricardo es un bufón, un príncipe maquiavélico y un resentido en busca de venganza”, añade.

Ricardo III
Tras una larga guerra civil, Inglaterra disfruta de un inusitado periodo de paz bajo el reinado de Eduardo IV. Ricardo, duque de Gloucester, tras relatar la manera en que se ha producido la ascensión al poder de su hermano, revela su envidia y sus ambiciosos deseos. Él, jorobado y deforme, no se conforma con su estado y planea conseguir el trono a cualquier precio, eliminando todos los impedimentos que pueda encontrar en el camino. Detiene el cortejo que acompaña el cadáver del difunto Enrique VI, y consigue sosegar a su viuda, Lady Ana Neville, manipulándola y consiguiendo que acceda a comprometerse con él en matrimonio; será el principio de un camino lleno de crueldades. El siguiente paso será asesinar a su propio hermano Jorge, y deslegitimar al rey, consiguiendo alcanzar el trono con el beneplácito de su madre.

La cita Jueves 9 y viernes 10 de junio 21 horas / Teatro Salón Cervantes

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia:


LO MÁS VISTO