La deuda de Alcalá asciende a 261 millones de euros
la Luna de Alcalá: 24 horas de información multimedia

Cada alcalaíno debe casi 800 euros por la deuda del Ayuntamiento

Cada alcalaíno debe casi 800 euros por la deuda del Ayuntamiento

Acabó Halloween, pero no sus efectos. Bajo el lema de susto o muerte, el alcalde de Alcalá, Javier Rodríguez presentó el estado de las cuentas del Ayuntamiento complutense, tras la auditoría realizada por los Servicios de Análisis Económicos del consistorio y la Intervención General. Para no andarnos con rodeos: 261 millones de euros, del que más del 70% corresponde el pago a las entidades financieras. Aunque las cifras son más susto que muerte, porque eran las esperadas, no por ello son menos alarmantes: cada alcalaíno debemos casi 800 euros y que la inversión por habitante roza la ridícula cifra de 5,15 euros, muy alejada de la media de la Comunidad de Madrid (60,93€/habitante) y del conjunto del Estado (126,38€/habitante). “Si fuéramos una empresa, estaríamos en concurso de acreedores”, reconoció Javier Rodríguez durante la rueda de prensa.

Fernando Fernández Lara

El concejal de Hacienda, Fernando Fernández Lara, bajó al detalle. Además de la deuda a los bancos, el Ayuntamiento 10 millones de euros a la actual contrata de basuras -Valoriza- y otros siete a la anterior -Urbaser- y eso que está la ciudad ocupa la última posición de las ciudades más limpias de España, según la OCU. Además, mientras otros municipios han recibido inversiones en forma de enterramiento de las vías del tren o en la llegada del Metro, Alcalá, que no cuenta siquiera con una estación de autobuses y que cada vez se ‘aleja’ más de Madrid, debe 15 millones de euros al Consorcio Regional de Transportes. A estas cifras hay que sumar los 4,5 millones de euros que se adeudan a la Mancomunidad del Este, los 8 millones al Canal de Isabel II o hasta los 15 que se podrían deber a la UTE Aguas de Alcalá.

Pese al estado de limpieza de la ciudad, Alcalá debe 10 millones a Valoriza y 7 millones de euros a Urbaser

En este negro panorama también brilla el pago a proveedores: Alcalá es el noveno peor pagador de España, según el Ministerio de Hacienda. Los tiempos se disparan hasta los 110 días, cifra que podría alcanzar los 200 días si se incluyen el pago a subvenciones o contratas, según explicó Lara.

“La auditoría da muchas respuestas, pero abre muchas preguntas”, explicó el alcalde. Preguntas que no obtuvieron hoy respuesta: ¿Se subirán los impuestos para paliar esta situación?, ¿se tocará el convenio colectivo de los trabajadores municipales después de que la auditoría reflejara un “explosivo” incremento en el gasto de los últimos años? El alcalde anunciará el proyecto de ordenanzas fiscales el próximo miércoles, aunque no parece que, al menos, por el momento, vaya a producirse una mayor presión fiscal a los vecinos, aunque sí alguna variación en la forma de pagar las tasas.

De momento, lo que avanzó el alcalde es que se está renegociando con las contratas para establecer un calendario de pagos y con los bancos para establecer condiciones dentro de “la prudencia financiera”. Esto es evitar intereses abusivos que lastran las cuentas municipales. Dentro de estas conversaciones con los bancos también se quiere cancelar tres operaciones que tienen cobertura con activos financieros o Swaps, que “podrían poner en un serio perjuicio financiero a la ciudad”, afirmó Lara.

Además, en la actualidad existen más de 12 millones de euros en facturas correctamente emitidas que han cumplido todos los trámites municipales pero que no pueden ser abonadas por falta de liquidez. Y en chuskys, de momento, los bancos no aceptan pagar.

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia:


LO MÁS VISTO