Alcalá regresa a la realidad / Por Óscar Sáez
la Luna de Alcalá: 24 horas de información multimedia

Alcalá regresa a la realidad / Por Óscar Sáez

Alcalá regresa a la realidad / Por Óscar Sáez

Óscar Sáez (*)

Tras cinco días de vino y rosas, de calles llenas, comercios abarrotados y bares que no daban más de sí, Alcalá vuelve a la realidad. Del siglo de Oro al oropel. Su 27% de paro, su amenaza de intervención por parte del Ministerio de Hacienda por ser uno de los municipios que más tarde pagan a sus proveedores, con sus calles llenas, pero de  basura…

Hoy es martes y 13 y el refrán habla de que no te cases ni te embarques, pero nada dice de que un alcalde no haga balance en rueda de prensa de sus 100 días de Gobierno. Sea cuestión de suerte o no, es pronto para valorar lo que será una legislatura en la que las apreturas de los números pueden hacer saltar por los aires las costuras del Consistorio y en la que el objetivo del Ayuntamiento, como en cualquier hogar español, será llegar a fin de mes. El concejal de Hacienda tiene una tarea más complicada que Rajoy parecer natural fuera del plasma.

Javier Rodríguez

Javier Rodríguez, alcalde de Alcalá de Henares

Pese a todo, analizando lo que han sido estos cien días, no los casi 3.500 que quedan para finalizar la legislatura, el tripartito ha vivido con cierta tranquilidad, sabedores de que el PP actualmente no puede realizar una oposición demasiado agresiva. Cualquier cosa que digan puede ser utilizada en su contra hasta que no se aclaren la imputación del ex alcalde, Javier Bello, y la Operación Flauta.

El PSOE da la sensación de que ha asumido el control de un Gobierno, que parece que de momento se entiende. Al menos, públicamente. El alcalde, ante los medios, y el portavoz Fernando Fernández Lara, en los plenos, copan buena parte de las intervenciones del Gobierno. Veremos qué pasa al negociar los presupuestos o tras las elecciones generales.

Además, en Somos Alcalá ya se han dado cuenta de que la administración va más lenta que el McLaren de Fernando Alonso y de que en algunos casos el funcionamiento de la administración es parecido al del Siglo de Oro que acabamos de dejar atrás. Casos como la acampada del PAH en la Capilla del Oidor o mejorar la limpieza lo atestiguan. Ya saben que la solución va más alla de ponerse detrás de una pancarta. En su haber: la bajada de sueldos a 36.600 euros y la apertura de la Oficina de Intervención Hipotecaria.

En estos 100 días también da la sensación de que se está produciendo una oposición a la izquierda de la izquierda. Colectivos como la Plataforma de Afectados por la Hipoteca o la nueva Izquierda Unida, apoyada por Alberto Garzón, estarán vigilantes a la labor de Gobierno de PSOE, Somos Alcalá e Izquierda Unida.

Con todo, la gran polémica extrajudicial de estos 100 días tuvo que ver con la remuneración de los sueldos. Ciudadanos y PP criticaron que esta bajada no afectara apenas a PSOE e Izquierda Unida -Somos Alcalá se los ha bajado hasta los 36.600- y que además se incrementaran el número de asesores. Desde el Gobierno se aseguró que la rebaja de los salarios es del 25%, compromiso superior al alcanzado en la firma del acuerdo de Gobierno.

Sólo han sido cien días y será difícil predecir el futuro. Intenté que me ayudará el Señor de los Corrupies del Mercado Cervantino. Pero la cola era tan larga que pensé que se me podía acabar ahí la legislatura. Así que decidí buscar los brotes verdes a ritmo de cerveza.

(*) Óscar Sáez es periodista

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia:


LO MÁS VISTO