Adios, Au Revoir, Auf Wiedersehen, Goodbye / Por Anabel Poveda
la Luna de Alcalá: 24 horas de información multimedia

Adios, Au Revoir, Auf Wiedersehen, Goodbye / Por Anabel Poveda

Adios, Au Revoir, Auf Wiedersehen, Goodbye / Por Anabel Poveda

Adiós con el corazón, que con el alma no puedo, al despedirme de ti, de sentimiento me muero… (Leer como si te hubieras bebido hasta el agua de los floreros y estuvieras en plena fase de cánticos populares y exaltación de la amistad).

Reconozco que tenía ganas de decirle adiós al 16 porque el muy porculero se ha movido en la bipolaridad (¿o seré yo?) … el 2017 lo afronto cargada de proyectos y con grandes expectativas, estoy convencida de que será un año para recordar… sí, ya lo sé, igual hay que ser más realista, pero si no empiezas al 200% de ilusiones, en junio te queda un 10% de batería y ¡eso no puede ser! En mi familia siempre hemos jugado al siete y éste marcará un antes y un después, lo dice la rubia.

Exceptuando un catarrazo con invasión de mocos cansinos, fruto de los abrigos de postureo que te hacen ir muy mona mientas te pelas de frío, pensaré que de salud no ando mal del todo, que es mal de muchos y consuelo de tontos… Espero que el cambio de prefijo que se avecina en marzo, y que me hará alcanzar la temida cifra de 40 tacos, no es vaticinio de un declive físico fruto de mi avanzada edad (tengo que dejar salir a la Drama Queen que llevo dentro que el próximo cumpleaños lo llevo mal, fatal).

Por suerte termino el año trabajando, algo que hoy en día es casi un regalo viendo cómo está el patio y los que me importan están bien, que es lo más importante.

En el terreno sentimental el año lo resume perfectamente mi última visita al ginecólogo… revisión anual rutinaria, entro en consulta un poquito nerviosa y mi médico habitual me comenta que esta vez no estará solo.

GINECOLOGO

Levanto la mirada y me topo con un morenazo de ojos azules digno de catálogo rozando la treintena, me dan los siete males y rezo para que no tenga que hacerme él las pruebecitas de marras.

Me pongo el camisón ese que deja el culillo al aire, me coloco en esa posición espatarrada tan cómoda como para tener una conversación distendida sin que te miren a los ojos y pienso “al menos has venido depiladita”. Pestañeo y se cumplen mis peores presagios, el polluelo es el encargado de hacer la citología y demás exploraciones rutinarias …

Roja como un tomate intento mirar para otro lado cuando en medio de la faena y con las manos en la masa el aprendiz de ginecólogo empieza con las preguntas de rigor… ¿Cuántas parejas sexuales has tenido este año? ¿Qué método anticonceptivo has utilizado? Me planteo incluso mentir para no quedar tan mal pero digo la verdad y la cifra es tan irrisoria que el MIR esboza una sonrisilla cruel y sentencia: “bueno mujer, no te preocupes, a veces la calidad es mejor que la cantidad” … “además la abstinencia es el método anticonceptivo más seguro y eficaz que existe”.CATARRO

 

Sin poder creer el cachondeito que se está pegando a mi consta el guaperas y con muchas ganas de contestarle “si no estás dispuesto a mejorar mis cifras, bromitas las justas, que me estás metiendo mano y he estado a punto de contarte como pareja sexual para mejorar el año”, me voy a mi casa con las orejas gachas pensando que el año que viene, si está el mismo, le pienso decir que he estado como mínimo con veinte, para compensar el bochorno.

Si es cierto eso de que los españoles tenemos una media de 70 relaciones sexuales al año… yo por mucho que quiera este 2016… me quedo a una galaxia de esa cifra.

2017 confío en ti, ¡no me falles!

FELIZ AÑO NUEVO RUBIFANES Y LUNÁTICOS, CUIDADO CON LAS UVAS Y SONRÍAN, POR FAVOR

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia:


LO MÁS VISTO